Día de la madre: cinco grandes personajes del cine y de la televisión

·5  min de lectura
Asa Butterfield y Gillian Anderson protagonizan la ficción británica que se suma a la oferta del género que tiene la plataforma de streaming, como la surrealista Big Mouth y el falso documental American Vandal
Sam Taylor/Netflix

A las mamás hay que celebrarlas, y por ese motivo, la llegada de un nuevo Día de la madre es la excusa ideal para repasar grandes ejemplos (y antiejemplos) del cine y la televisión.

Evelyn Abbott (Un lugar en silencio)

Una de las últimas obras maestras del cine de terror presentó a una de las madres más grandes del cine. Dirigida y protagonizada por John Krasinski, Un lugar en silencio imagina al planeta a merced de unas poderosas criaturas, de las que solo se puede escapar no emitiendo sonido. En ese mundo de señas y susurros, Lee (Krasinski) y Evelyn Abbott (Emily Blunt) intentan sobrevivir junto a sus hijos. En esta película y su secuela, la mujer l ucha incansablemente por el bienestar de su familia y realiza todo tipo de sacrificio con el objetivo de evitar que las criaturas ataquen a sus hijos . Evelyn aguanta muchos tipos de dolor y, en una escena verdaderamente terrible, llega incluso a parir luchando por no hacer ningún ruido. En un contexto de terror y desesperanza, ella le hace justicia al conocido dicho sobre que “madre hay una sola”. Un lugar en silencio disponible en Paramount+ y Un lugar en silencio 2, en Movistar Video, y Apple TV.

Jean Milburn (Sex Education)

Sex Education transcurre en un colegio secundario, en el que los jóvenes buscan comprender qué lugar ocupa el sexo en sus vidas, y cómo se relacionan con un mundo del que no saben tanto como creían. Bajo ese argumento, la trama estudia las muchas formas de la sexualidad, explorando a sus personajes como criaturas libres, que merecen obedecer (y no sufrir) el poder del deseo. Y en ese relato tan hormonal, Jean Milburn (Gillian Anderson) es la terapeuta sexual que contiene, acompaña y aconseja a muchos de esos adolescentes. Ella es la madre de Otis (Asa Butterfield), el protagonista de la historia y si bien él se siente intimidado por la libertad con la que su madre vive su deseo, ese vínculo le permitirá ayudar sexualmente a muchos de sus compañeros y compañeras (aunque irónicamente, su experiencia en el rubro sea nula). Con el correr de los capítulos, Jean estrecha vínculo no solo con Otis, sino incluso con sus amigos y amigas, convirtiéndose de ese modo en la madre simbólica de una nueva generación. Ella es una mamá televisiva modelo siglo XXI, que no juzga, sino que acompaña según la necesidad que presenta cada uno de estos personajes. Sex Education se encuentra disponible en Netflix.

Mildred Pierce (El suplicio de una madre)

Aunque el título es Mildred Pierce, la historia en la Argentina tuvo un nombre inmejorable: El suplicio de una madre. En ambas versiones de esta historia (el film de Michael Curtiz con Joan Crawford, y la miniserie de Todd Haynes con Kate Winslet), Mildred es una mujer que debe salir adelante con la Gran Depresión como contexto y sin más compañía que la de su hija, Veda. Pero a fuerza de trabajo y esfuerzo, ella asciende socialmente y se hace dueña de un mejor estilo de vida. Sin embargo, las malas costumbres y el egoísmo de su hija, convierte la vida de Mildred en un verdadero tormento. De esta manera, su sacrificio para lograr una mejor vida para ella y para Veda termina malográndose gracias a los caprichos de la joven. Estas dos versiones de El suplicio de una madre son grandes melodramas y dan cuenta de la tragedia de una mujer, que encuentra en su hija a una dolorosa rival. El largometraje de Michael Curtiz se encuentra en Apple TV y la miniserie en HBO Max.

Anjelica Huston en el cine de Wes Anderson

A lo largo de su carrera, Wes Anderson convocó a Anjelica Huston en cuatro oportunidades y en tres de ellas, la actriz personificó formas muy distintas de maternar. En Los excéntricos Tenenbaum, Etheline es una madre generosa, paciente con sus hijos y capaz de acompañarlos en sus momentos más difíciles. En Vida acuática, Eleanor Zissou es la pareja del protagonista, pero también una suerte de madre para un hombre que no deja de necesitar indicaciones, cariño y contención (aparte de dinero). Y por último, en Viaje a Darjeeling, Huston interpreta a una madre que eligió perseguir su vocación, sacrificando así una vida familiar. Si bien estas tres mujeres son muy distintas entre sí, Anderson se apoya en la calidez de Huston para representar madres que no buscan la perfección sino la verdad, y que cometen errores, pero entienden el amor como un gran motor. Son madres muy distintas, a las que une la enorme presencia de Huston en pantalla. Los excéntricos Tenenbaum, Vida acuática y Viaje a Darjeeling disponibles en Star+.

Emily Gilmore (Gilmore Girls)

Sería sencillo hablar una vez más de Lorelai Gilmore (Lauren Graham) como la gran madre de esta serie, pero lo cierto es que Emily (Kelly Bishop) merece desde hace tiempo ese lugar. Primero como un personaje secundario, que pronto pasó merecidamente al centro, Emily tuvo una notable evolución a lo largo de la ficción. Y mientras Lorelai solía encerrarse en sus opiniones y Rory (Alexis Bledel) perseguía sus cambiantes decisiones, Emily demostraba una inesperada capacidad de adaptación.

Esta es una madre que no siempre hizo las cosas bien y que en varias oportunidades mostró una vena egoísta y manipuladora. Sin embargo, eventualmente aprendió a respetar las decisiones de Lorelai, e incondicionalmente la acompañó en sus momentos más difíciles. Y en los cuatro últimos especiales que cerraron la historia, demostró también ser capaz de dar ese último paso hacia un futuro feliz, en el que la viudez se revelaba como una nueva etapa, lejos de las mansiones de muchas habitaciones y pocos afectos. Vista de manera completa, ella es la mujer Gilmore que más creció y la maternidad siempre la entendió como una forma de aceptar (aún a regañadientes) los cambios propuestos por las nuevas generaciones. Gilmore Girls se encuentra disponible en Netflix.

De yapa: Norma Bates

“La mejor amiga de un hombre, es su madre”, le aseguraba un edípico Norman Bates (Anthony Perkins) a Marion Crane (Janet Leigh), durante una escena de Psicosis. Y aunque incluirla en esta lista puede ser algo tramposo, ningún cinéfilo puede negar que aún desde la tumba, la señora Bates es una de las grandes madres del cine. Psicosis se encuentra disponible en HBO Max, Qubit TV, y Movistar Play.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.