El partido de Putin reivindica mayoría en legislativas en Rusia y la oposición denuncia fraude

·4  min de lectura

La oposición rusa denunció el lunes fraudes masivos en las elecciones legislativas de las que quedó prácticamente excluida, mientras el partido del presidente Vladimir Putin reivindicó una gran mayoría.

Con el recuento del 99,69% de los colegios electorales, el partido Rusia Unida lograba el 49,85% de los votos, por delante de los comunistas (18,96%).

La presidenta de la comisión electoral, Ella Pamfilova, confirmó que Rusia Unida consiguió más de dos tercios de los escaños de la cámara baja del Parlamento, la Duma, como en las legislativas precedentes hace cinco años.

Como resultado de unas elecciones en las que la mitad de los escaños se asignan proporcionalmente y la otra por escrutinio mayoritario uninominal, este partido dispondrá de más de 300 de 450 mandatos, suficiente para modificar la Constitución sin el apoyo de otras formaciones.

"Para el presidente [Vladimir Putin] lo más importante es desde luego que las elecciones hayan sido competidas en la transparencia y la honradez" dijo el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, que saludó que Rusia Unida haya cumplido su misión.

"Me gustaría particularmente agradecer a los ciudadanos rusos, gracias por vuestra confianza, queridos amigos", declaró Putin con motivo de una reunión con Pamfilova difundida en la televisión.

Este resultado constituye sin embargo un descenso para Rusia Unida respecto a 2016, cuando obtuvo 54,2% de los sufragios, y 334 diputados.

La participación aumentó, alcanzando el 51,68%, una señal de la actitud "responsable" de los votantes, según Putin.

La oposición, mayoritariamente excluida de estas elecciones, igual que el principal opositor, el encarcelado Alexéi Navalni, denunció fraudes masivos: relleno de urnas, falsificación de votos en línea y observadores excluidos del escrutinio de las papeletas, entre otros.

La Unión Europea denunció un clima de "intimidación", mientras que Estados Unidos consideró que se había "impedido a los rusos ejercer sus derechos civiles" en un contexto de represión. Londres deploró un "grave retroceso de las libertades democráticas" en Rusia.

- "Operación especial" -

En Moscú, bastión de los detractores del Kremlin, éstos afirmaron que los votos en línea habían sido falsificados, permitiendo invertir la tendencia desfavorable a Rusia Unida observada en el recuento de votos de papel.

En un mensaje de su equipo en la red social de Instagram, Navalni ironizó sobre las "pequeñas manos ágiles" de Rusia Unida que han permitieron "revertir por completo" los resultados de las votaciones electrónicas.

Encuestas recientes de la estatal VTsIOM revelaron que menos del 30% de los rusos pensaban votar por ese partido, 10% menos que en las semanas previas a las legislativas de 2016. Su popularidad descendió por escándalos de corrupción y la caída de nivel de vida en los últimos años.

"Esta Duma elegida es evidentemente ilegítima y no la reconocemos. Cuando una operación especial permite a un partido con una cota del 30% superar el 75% de los escaños en un Parlamento significa insultar a los ciudadanos", dijo Leonid Volkov, un aliado de Navalni, en Twitter.

"La gente cuerda (...) no pudo votar por este partido", contó Dmitri Gavrilov, un elector de Moscú, a la AFP.

La oenegé especializada Golos calificó como una "evidencia" el descenso del "nivel de transparencia" y de "claridad del sistema electoral".

Por su parte, el dirigente comunista Guennadi Ziugánov, generalmente comedido, denunció falsificaciones e instó a Putin a que cesen estas "trampas".

- Voto inteligente -

La presidenta de la comisión electoral rechazó esas acusaciones y elogió la "transparencia" de las elecciones.

Ante el aumento de votos obtenido por los comunistas, el movimiento de Navalni reivindicó el éxito de su estrategia de "voto inteligente", que consistí en apostar por aquellos candidatos mejor situados para impedir la elección de los representantes del partido de Putin.

En Instagram, el opositor agradeció de corazón a aquellos que siguieron sus consignas de voto.

Estas legislativas se llevaron a cabo después de una intensa ola represiva contra la oposición, incluido el encarcelamiento de Navalni, cuya organización fue proscrita por "extremista".

Además, las autoridades presionaron a los gigantes informáticos y al iniciarse las elecciones, el viernes, Apple y Google eliminaron la aplicación "voto inteligente" de Navalni.

Además de Rusia Unida y los comunistas, tres partidos cumplen los requisitos para entrar en la Duma: los nacionalistas de LDPR (7,50%), los centristas de Rusia Justa (7,44%) y un recién llegado, el "Nuevas personas" (5,33%).

Estas formaciones se consideran que están en la línea del poder.

El partido del Kremlin también encabeza en las decenas de elecciones regionales, como en Chechenia, donde el dirigente autoritario Ramzán Kadýrov logró 99,6% de los votos.

bur-rco/alf/me-rsc/es

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.