El día que doña Letizia se atrevió a cambiar de peinado con el complemento de moda

HOLA.COM

Loading the player...

 

 

Se trataba de un momento histórico y la reina Letizia ha estado a la altura. Más de dos mil invitados, entre ellos los Reyes de España, asistían a la proclamación de Naruhito como nuevo emperador de Japón en una ceremonia marcada por una tradición milenaria en el país del Sol Naciente. La Reina impactaba con su impecable imagen, con un nuevo vestido largo con estampado floral sobre fondo verde con un cinturón ancho. Pero una de las principales sorpresas venía en su peinado: para ajustarse a las normas de protocolo de la cita, elegía un tocado-diadema de la sombrerera sevillana Nana Golmar, confeccionado artesasanalmente en rafia y terciopelo rosa empolvado, y lo combinaba con su melena suelta y ondulada. La Reina se suma así a una tendencia a la última en lo que accesorios se refiere, y es que las diademas, en su versión más ancha, se han convertido en la apuesta ganadora de muchas invitadas

VER GALERÍA

Reina Letizia tocado Japón

Contadísimas son las ocasiones en las que hemos podido ver a la Reina con tocados, que luce cuando el protocolo así lo exige. Y en esta ocasión, la apuesta de doña Letizia ha convencido. "Le favorece mucho. Me encanta y lo que más me gusta es que se haya apuntado a la moda de las diademas anchas, con todo el pelo hacia atrás, peinado con ondas, que ayuda a conseguir un look muy juvenil en mi opinión. Combina muy bien con el vestido, con un estampado más recargado, y los pendientes", nos cuenta María Baras sobre la elección de la Reina. La directora creativa del salón madrileño Cheska sí que matiza que, en su opinión, le hubiera quedado "precioso con un brushing liso, para darle una sensación más pulida y pura, aunque con ese gesto ondulado en la punta también le queda bonita". 

Reina Letizia peinado Japón

No es la primera vez que doña Letizia apuesta por las diademas, aunque lo cierto es que casi siempre ha elegido versiones más estrechas. Generalmente, prefiere llevar la melena bien suelta y natural, o recogida en peinados clásicos como coletas y moños. Esta vez, ha decidido evitar los tocados de ala o con plumas que ha lucido en ocasiones anteriores, para elegir este complemento que le da un aire muy actual y rejuvenecedor a su peinado y a su look en general.