Con pocos avances concluye "día decisivo" para rescate de mineros atrapados en México

·4  min de lectura

Con pocos avances concluyó la jornada de este sábado catalogada como "decisiva" por el presidente, Andrés Manuel López Obrador, para el rescate de 10 mineros atrapados desde el miércoles tras el colapso e inundación de un yacimiento de carbón del noreste de México, declararon familiares.

El agua en el interior de la mina de decenas de metros de profundidad sólo ha disminuido unos 9,5 metros de los 34 que se inundaron, de acuerdo a los reportes dados a los familiares por autoridades. Sin embargo los buzos no pudieron entrar en la mina, según lo que pudo constatar una periodista de la AFP.

"Un aproximado de 2,5 metros (disminuyó el agua este sábado)", dijo a la prensa Liliana Torres, sobrina de uno de los 10 obreros, resumiendo el reporte que les dieron autoridades la noche del sábado exclusivamente a familiares.

Torres aseguró que ha atestiguado que los rescatistas "no paran en todo el día", pero comprende que algunos familiares estén "desesperados" nuevamente.

Tras ese informe, cerca del campamento improvisado de los familiares, afuera de una casa cercana a la mina, un sacerdote ofició una misa por el rescate de los trabajadores.

"Hoy (sábado) es un día decisivo porque, según los técnicos, se sabrá si hay posibilidad de que entren sin riesgo los buzos", dijo la mañana de este sábado en Twitter el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Para liberar a los obreros, "el principal problema es la inundación, aunque los equipos de bombeo son suficientes y de la mayor capacidad", señaló.

Por su parte la fiscalía de Coahuila informó que ha realizado entrevistas con los cincos mineros que resultaron heridos y lograron salir de la mina tras el colapso, de los cuales tres están hospitalizados.

"Al parecer fueron expulsados por un torrente de agua", dijo este sábado el fiscal regional, Gerardo Márquez, a la prensa.

La fiscalía, continuó Márquez, solicitó información al dueño del predio y al titular concesionario. El propietario es un empresario local y no tiene antecedentes de otros accidentes anteriores, agregó sin dar el nombre de la empresa.

- Filtración de agua -

Una filtración de agua proviene de minas cercanas y "no permite un mayor avance", anticipó la mañana del sábado la secretaria de Trabajo regional Nazira Zogbi.

Los rescatistas están buscando "un punto preciso" para tapar la filtración, prosiguió.

Para esa labor quirúrgica "una empresa francesa ha puesto a disposición tanto el material como el equipo" necesarios, añadió Zogbi, sin precisar el nombre de esa firma.

Alrededor de la boca del yacimiento personal de protección civil y militares crearon canales para el desagüe de la mina. Algunos parecen ríos pequeños por los que corre con fuerza el agua extraída constantemente.

Más de 300 rescatistas están en el sitio del siniestro y las autoridades instalaron unas 19 bombas capaces de extraer hasta 60 litros por segundo del interior de la mina. Una adicional con mayor capacidad fue incorporada por la noche de viernes.

- "Tenemos esperanza" -

Cubriéndose del intenso sol bajo carpas que ellos mismos instalaron a unos metros del yacimiento, los familiares,  entre los que se encuentran niños, habían iniciado la jornada de este sábado con optimismo renovado.

"Los otros dos días (previos) no se miraba que hubiera un avance en lo del agua, pero ahorita ya vemos que ha salido mucha agua en varias partes que han excavado", declaró a la AFP Elva Hernández, de 71 años, suegra de uno de los obreros atrapado, y acompañada por su nieto.

La mina está ubicada en la comunidad Agujita, del municipio Sabinas, a unos 1.130 km al norte de Ciudad de México, en la región carbonífera del estado Coahuila, fronterizo con Estados Unidos.

El accidente ocurrió cuando los trabajadores se toparon con un área contigua llena de agua que al derrumbarse inundó la mina.

A diferencia de las instalaciones industriales, esta mina carece de una infraestructura de concreto capaz de proteger a los trabajadores en caso de derrumbe, explicó el ingeniero metalúrgico Guillermo Iglesias a una radio local.

En junio de 2021, siete mineros murieron tras el colapso de otra mina de carbón en Múzquiz, también en Coahuila, principal productor de ese mineral en México.

El más grave accidente minero en esta región, fronteriza con Estados Unidos, ocurrió el 19 de febrero de 2006, cuando una explosión de gas en la mina Pasta de Conchos, controlada por el conglomerado Grupo México, provocó la muerte de 65 trabajadores. Solo dos cuerpos fueron rescatados.

amr-jg/st/zm

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.