El momento del día en el que comes impacta en tu peso

El momento del día en el que comes impacta en tu peso
El momento del día en el que comes impacta en tu peso


Comer una dieta alta en calorías puede conducir al aumento de peso y la obesidad. Pero las consecuencias de la dieta para la salud dependen en parte del momento del día en que se come, revela un nuevo estudio.

Comer cuando normalmente deberías estar inactivo, es decir durante la noche para los seres humanos, puede fomentar la obesidad. Esto sugiere que el aumento de peso resulta en parte de un desajuste entre el horario de las comidas y el ciclo natural día-noche, o ritmo circadiano.

Los ritmos circadianos son cambios físicos, mentales y conductuales que siguen un ciclo de 24 horas. Estos procesos naturales responden, principalmente, a la luz y la oscuridad, y afectan a la mayoría de los seres vivos, incluidos los animales, las plantas y los microbios. 

La cronobiología es el estudio de los ritmos circadianos. Un ejemplo de ritmo circadiano relacionado con la luz es dormir en la noche y estar despierto en el día. Este ciclo puede influir en funciones importantes del cuerpo como:

  • la liberación de hormonas

  • los hábitos alimentarios y la digestion

  • la temperatura corporal

Pero los mecanismos por los que esto sucede todavía no se entienden completamente. Un equipo de investigación dirigido por el doctor Joseph Bass de la Universidad Northwestern, financiado por los Institutos Nacionales de Salud de los Estados Unidos, estudió los efectos metabólicos de una dieta rica en grasas en ratones cuando la alimentación se limitaba al día o la noche. 

Dado que los ratones son nocturnos, normalmente comen de noche. Los ratones restringidos a comer solo por la noche aumentaron menos de peso que los ratones que comieron solo durante el día, o los ratones que pudieron comer en cualquier momento. 

Los científicos analizaron también la producción de creatina, un aminoácido que los seres humanos recibimos mayormente de los alimentos y que se transforma en energía para desarrollar funciones corporales.

En la experiencia con ratones, como resultado de la alimentación nocturna, se produjo más calor a partir de la energía almacenada en la creatina. Esto, a su vez, elevó el uso total de energía y redujo el aumento de peso en los ratones. Esto sugiere que los ritmos circadianos influyen en el metabolismo de la creatina. 

Estos hallazgos brindan más información sobre las conexiones entre la dieta, el metabolismo y el reloj circadiano del cuerpo. También brindan una explicación de los beneficios de la alimentación restringida en el tiempo. “El reloj es sensible a la hora en que la gente come, especialmente en el tejido adiposo, y esa sensibilidad se pierde con las dietas ricas en grasas”, dijo Bass. 

“Todavía no entendemos por qué es así, pero lo que sí sabemos es que a medida que los animales se vuelven obesos, comienzan a comer más cuando deberían estar dormidos. Esta investigación muestra por qué eso es importante”, agregó.

Los resultados se publicaron en la revista Science el 20 de octubre de 2022. 

Cada alimento tiene su hora

Los horarios de las comidas pueden variar, pero los expertos sugieren que el desayuno sea temprano a la manana, por ejemplo a las 7am. Y, si esa es la hora del desayuno, el almuerzo debería comerse entre las 11am y las 12pm.

Muchas personas comen más en la cena porque no consumen suficientes nutrientes durante el día. Esto no ayuda al metabolismo a procesar bien los alimentos. 

Tener un horario consistente, que te permita tener tus comidas a la misma hora todos los días ayudará. Este calendario puede ajustarse a tus horarios de trabajo y actividades, pero lo mas importante es que sea el mismo cada día. 

Y, algo muy importante, no se puede comer conduciendo, el tiempo de las comidas, especialmente el almuerzo y la cena, deben ser un espacio especial para relajarse y disfrutar los sabores.

Con un poco de planificación y preparación a la hora de las comidas, puedes equilibrar tu nutrición a lo largo del día y evitar el hambre que conduce a comer en exceso en las comidas, lo que eventualmente puede conducir al aumento de peso.

Hay estudios sobre el mejor momento para comer determinados alimentos. Muchos de ellos enfocados en frutas, y en especial la banana. 

Esta noble fruta, súper rica en potasio y en electrolitos, tiene reconocidas virtudes medicinales, pero hay un momento del día ideal para comerla y que cumpla con todo su potencial terapéutico.

Y ese momento es temprano a la mañana. En las guías para tratar el sobrepeso y tener una mejor nutrición del National Heart, Lung and Blood Institute, se recomienda comer una banana mediana en el desayuno, al iniciar el día, para que el organismo reciba la cuota necesaria diaria de potasio.