Día de choques entre palestinos en Nablus tras una operación contra Hamás

·2  min de lectura

Jerusalén, 20 sep (EFE).- Los choques entre palestinos y fuerzas de seguridad de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) han seguido durante todo el día en la urbe de Nablus, en el norte de Cisjordania, después de que la ANP arrestara a dos miembros del grupo islamista Hamás en una operación que anoche acabó con un transeúnte muerto.

Los disturbios entre residentes palestinos y la policía de la ANP se han prolongado desde entonces, ante la ira por parte de la población de Nablus por las acciones de las fuerzas de la autoridad palestina.

Los agentes de la ANP han lanzado gas lacrimógeno y usado medios de dispersión antidisturbios contra los manifestantes, en gran medida jóvenes, a los que se ve lanzar piedras contra los coches acorazados de las fuerzas de seguridad, según vídeos difundidos por las redes y medios locales.

Todo ello ilustra el creciente malestar de la ciudadanía palestina ante la ANP, organismo cada vez más deslegitimado, al que muchos acusan de autoritarismo o de ser cliente directo de Israel.

Esta ciudad y otras localidades del norte de Cisjordania -ocupada por Israel desde 1967- es uno de los focos de enfrentamientos en el marco del conflicto palestino- israelí de este 2022. Fuerzas israelíes realizan operaciones de arresto de palestinos casi diarias en la zona desde hace seis meses, tras varios ataques por parte de palestinos y árabe-israelíes que acabaron con la vida de 18 personas en Israel.

Desde entonces, los choques armados entre cuerpos de seguridad israelíes y grupos armados palestinos son casi semanales, lo que ha dejado alrededor de un centenar de palestinos muertos, parte de ellos menores o civiles desarmados.

A su vez, Israel ha acusado estas semanas a las autoridades palestinas de haber perdido el control o no actuar con suficiente contundencia en el norte de Cisjordania, mientras que la ANP dice que las constantes incursiones israelíes han deteriorado la situación.

Según medios locales, el Gobierno israelí ha presionado también a la ANP para que refuerce sus operaciones en el área, por lo que se puede interpretar las recientes detenciones de dos miembros locales de Hamás como parte de los contactos de seguridad entre autoridades israelíes y palestinas.

Hamás, que controla Gaza y es considerado grupo terrorista por Israel, está enfrentado con el partido oficialista Fatah desde 2007.

Este último está liderado por el presidente palestino, Mahmud Abás, y gobierna Cisjordania a través de la ANP. La fragmentación entre estos dos principales partidos palestinos se prolonga desde hace 15 años, sin que por ahora hayan logrado reconciliarse.

(c) Agencia EFE