Después de un día de cautiverio, liberan a trabajadores del INE

·2  min de lectura

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis., enero 26 (EL UNIVERSAL).- Pobladores de Honduras de la Sierra liberaron la tarde de este martes a tres empleados del Instituto Nacional Electoral (INE) que permanecían retenidos por inconformes con la creación de ese municipio en 2018, informó el Vocal Ejecutivo de la institución en Chiapas, Arturo de León Loredo. El funcionario federal publicó en la cuenta de Twitter del INE de la entidad, que "los tres funcionarios de módulo del Distrito 13 Huehuetán han sido liberados y se encuentran camino a casa".

La liberación de los trabajadores electorales se realizó "derivado del diálogo entre habitantes del municipio Honduras de la Sierra y autoridades gubernamentales", precisó de León Loredo sin abundar en detalles. Los trabajadores del Instituto fueron interceptados la mañana del pasado lunes por personas no identificadas, cuando se trasladaban a Honduras de la Sierra a proporcionar servicio de trámites para actualización del padrón electoral.

Inicialmente fueron retenidos tres hombres y una mujer, pero debido a que ésta tuvo problemas de salud fue liberada poco después. De León Loredo dijo que los empleados, cuyos nombres no hizo público, se encontraban en una situación de riesgo. "La agresión que sufre la institución en este caso y que pone en riesgo a nuestro personal, es un acto que lamentamos y reprobamos, en consecuencia el órgano electoral federal actuará de acuerdo con la ley", afirmó.

El Vocal Ejecutivo refirió que una de las razones expuestas por quienes intervinieron en la retención fue el desacuerdo con la creación del municipio de Honduras de la Sierra. "Consideramos que esta u otra razón, no justifica la afectación a nuestro personal, para eso existen instituciones competentes ante las cuales acudir para la atención de estos asuntos”, argumentó. Advirtió que como institución no aceptaban ser rehenes de ningún interés de grupos o particulares, por legítimo que éste se considere.

Luego de que los empleados fueron interceptados, los inconformes permitieron al responsable de módulo que informara que estaban retenidos y que esperaban autoridades del estado "para negociar”. De León Loredo aseveró que la actuación del Instituto no está ni estará condicionada ni a mayorías ni a minorías; "cumplimos con un mandato constitucional que no distingue grupos".