Día de la Amazonía: Los incendios se disparan en el arranque de septiembre

·2  min de lectura

La Amazonía brasileña registró en solo cuatro días más de dos tercios del total de incendios reportados en todo septiembre de 2021, tras un nuevo récord en agosto, según datos del Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales (INPE).

En los primeros cuatro días de septiembre, la parte brasileña de la mayor floresta tropical del planeta tuvo 12.133 focos de incendio, más del 70% de lo registrado el mismo mes del año pasado, de acuerdo con datos del INPE disponibles este lunes, Día de la Amazonía.

En septiembre de 2021 habían sido 16.742 focos de incendio, un número sensiblemente por debajo del promedio mensual, de 32.110 incendios, entre 1998 y 2021.

Sin embargo, el promedio de 3.000 incendios diarios este mes ha encendido alarmas entre organizaciones ambientalistas, ya que de continuar esta tendencia podría completarse uno de los peores meses desde que se tienen registros.

En agosto pasado, el bioma tuvo el mayor número de incendios para el periodo en 12 años.

La ONG Observatorio do Clima dijo este lunes que "hay poco que conmemorar" en el Día de la Amazonía.

La Amazonía "está bajo ataque intenso de fuerzas criminales que, estimuladas por el gobierno federal, promueven la mayor oleada de destrucción y degradación de la floresta en casi dos décadas".

La deforestación y los incendios forestales se han disparado bajo la administración del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro.

Desde que Bolsonaro asumió la presidencia, en enero de 2019, la deforestación promedio anual en la Amazonía brasileña aumentó 75% en comparación con la década anterior.

El ultraderechista, que el 2 de octubre buscará la reelección, rechaza las críticas argumentando que la extensión de la Amazonía dificulta su fiscalización y que Brasil "conserva sus bosques mucho mejor que Europa".

Expertos señalan una relación directa entre los focos de incendio y el aumento ilegal de la deforestación en la Amazonía, ya que el fuego suele utilizarse para renovar el suelo.

"Es hora de hacer una elección. O el país sigue con su floresta, o con el actual presidente. No es posible tener ambos", dijo Marcio Astrini, secretario ejecutivo del Observatorio do Clima.

msi/app/gm