Un día de acción de gracias virtual

·5  min de lectura

Max Aub

MIAMI, EU., noviembre 26 (EL UNIVERSAL).- Ninguna fecha tradicional se ha salvado de este fatídico 2020 en el mundo y el Día de Acción de Gracias en Estados Unidos no es la excepción.

"Vamos a estar muy solitos mi esposo, mis dos hijas y yo porque no es bueno poner en riesgo la salud; esta pandemia ya nos cambió a todos y no queda de otra que cuidarse hasta que sea seguro reunirnos. Mientras, nos conectamos por internet con la familia y los amigos", cuenta a EL UNIVERSAL Lourdes Ponce, originaria de Puebla y con más de 15 años en Dallas, Texas.

"Este año va a ser muy diferente nuestro festejo por la pandemia, queremos respetar las medidas de prevención, de precaución y sólo estaremos en casa la familia, prepararemos la cena normal con pavo, ensalada de papa y platos típicos de nosotros", coincide Bibi Loaiza, originaria de Colombia y con más de 12 años en Nueva Jersey. "Estaremos conectados —online— con familia en Colombia y así, en esta nueva manera de convivir".

Jenniffer Martínez, dominicana, con residencia en Long Island, Nueva York, desde hace más de 20 años atraviesa, además, por una situación difícil: un proceso de divorcio. "Es la primera vez que lo voy a pasar sola. Usualmente yo cocinaba el pavo para la familia e invitados. Tengo dos hijos, pero este año se van con su papá, yo me quedo en casa, así que me dedicaré a limpiar y botar cosas que ya no uso. Uno de mis hijos y yo ya tuvimos Covid y ya lo superamos, así que doy gracias a Dios por eso y los nuevos proyectos que vengan en 2021".

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés) han emitido una serie de recomendaciones para esta fecha: entre las más importantes está el uso de cubrebocas en caso de recibir a invitados en casa y mantener una distancia de 1.80 metros durante la cena. Aconseja, incluso, que cada invitado lleve su cena y no compartir lo preparadopara garantizar la no propagación del Covid. "Una de las preocupaciones más grandes que escuché tienen las autoridades son los asintomáticos. No me parece descabellado, supongo que estas personas han contagiado a muchos", dice Lourdes.

En California, el gobernador Gavin Newson dijo que "lo mejor es no ir a reuniones" y el alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti, declaró que "este es el peor momento para olvidarse de las precauciones", ante el aumento de casos que se registra en todo el país.

Algunos supermercados y restaurantes ofrecen llevar las compras o cenas hasta los hogares, pero otros invitan a aprovechar los descuentos, o a cenar fuera de casa. Los CDC recuerdan que hay agrupaciones distribuyendo comida entre los vecinos que no la tienen para la cena.

Cadenas minoristas como Walmart, Costco, Target o Best- buy no abrirán este jueves, para evitar aglomeraciones, aun cuando representa el segundo mejor día en ventas del año, después del llamado Black Friday (Viernes Negro).

Pero de acuerdo con estudios de Adobe Analytics, las empresas bien posicionadas digitalmente y con una poderosa plataforma de ventas no tienen mucho que perder. Esta empresa de análisis digital señala que, este año, las grandes corporaciones venderán 42.3% más que el año pasado. Asegura que mucho se va a deber a que la gente optará por quedarse en casa debido a la pandemia y a esta nueva realidad virtual que el mundo está experimentando y que permite hacer las compras en línea.

El otro gran reto que viene tras el Día de Acción de Gracias es el Viernes Negro, que cadenas como la misma Walmart extendieron más este año —tres fines de semana—, en un intento por reducir aglomeraciones. El llamado a las personas es que tampoco salgan de casa y que aprovechen todas las rebajas a través de internet.

Quienes no tuvieron el mismo tiempo para prever lo que iba a suceder son los criadores de pavos, que estuvieron haciendo cálculos sobre el comportamiento del mercado en medio de la pandemia sin muchos resultados, toda vez que la producción del invitado más importante a la cena de Acción de Gracias se calcula con un año de anticipación y entrada ya la emergencia mundial, tuvieron que ir modificando la crianza, que normalmente es de 80% de hembras que pesan en promedio 7 kilos y 20% de machos que pesan alrededor de 10 kilos.

En ambos casos, los pavos son mediano y grande. Y la realidad es que este año la mayoría de las familias que decidieron comprar, buscaron un pavo chico y de no encontrarlo, optaron por modificar su menú tradicional.

"Tuvimos que dar un giro en todo el país para poder obtener aún más pavos menos pesados, porque nos dimos cuenta que las cenas —de este año— iban a ser entre menos personas", comentó en una entrevista un vocero de la empresa Kroger. "No ha sido nada fácil enfrentar la pandemia y aún no sabemos si habrá pérdidas".

De acuerdo con especialistas en el tema, los retos para los más de 2 mil 500 criaderos de pavos en Estados Unidos han sido enormes y, en muchos casos, han tenido que improvisar.

En algunas áreas se reportó escasez de estos animales. Y es que los riesgos de pérdidas económicas eran muy altas, fuera en pavos no congelados o en pavos congelados, que son más baratos. Lo más interesante, aseguran varios observadores y especialistas en el campo económico y digital, será ver si una vez superada la pandemia las personas regresan físicamente a las tiendas, restaurantes, supermercados, etcétera, como ocurría antes del fatídico coronavirus.

Por ahora, la cantidad de personas que optó por viajar, ya sea en avión o por carretera, durante el fin de semana anterior y en estos días, es una muestra de que la gente está decidida a celebrar, a pesar de los riesgos.

De acuerdo con autoridades de transporte, el promedio normal es de 80 millones de personas viajando por distintos medios en la Unión Americana para estas fechas; se calcula que este 2020 sólo hayan salido alrededor de 50 millones, una cifra aún considerable, debido a la amenaza constante del virus.