Déficit fiscal de Colombia 2021 supera expectativa de Moody´s, revisará calificación a fin de año o 2022

Nelson Bocanegra
·4  min de lectura
Foto de archivo. El logotipo de la agencia de calificación crediticia Moody's Investor Services se ve fuera de la oficina en París

Por Nelson Bocanegra

BOGOTÁ, 10 mar (Reuters) - El déficit fiscal que Colombia estableció para 2021 es superior al esperado por Moody´s y muestra un deterioro en las métricas del país, dijo el miércoles el vicepresidente asistente de la evaluadora de riesgos al anunciar una revisión de la calificación crediticia al fin de este año o comienzos de 2022.

El Ministerio de Hacienda incrementó la meta de déficit fiscal del Gobierno Nacional Central para este año a un 8,6% del PIB, desde una previa de 7,6% planteada en noviembre pasado, que además ya había sido elevada desde un original de 5,1% anunciado a mediados de 2020.

El último número del Gobierno supera la estimación de un déficit de 7,5% del Producto Interno Bruto (PIB) de Moody´s.

"Nosotros sí contemplábamos que el déficit se iba a reducir un poco respecto al año pasado, pero no mucho porque sí esperábamos que el Gobierno mantuviese muchos de estos gastos relacionados a la pandemia", dijo a Reuters Renzo Merino, encargado de la calificación soberana del país.

"Pero lo que esto sí significa es que claramente las métricas de deuda del Gobierno de Colombia claramente no van a mejorar este año", explicó en una entrevista telefónica.

El Gobierno estima que el nivel de deuda del país disminuiría gradualmente desde el actual 64,8% del PIB a un 59,2% en 2031, lo que para Merino incrementa la importancia de una consolidación fiscal en el futuro con cambios como una esperada reforma tributaria que se tramitará este año.

"Bajo ese sentido la reforma fiscal que se debatirá en los próximos meses creemos que es muy importante, no solo para reducir el déficit fiscal y la trayectoria de las métricas de deuda sino también desde la perspectiva de calificación será determinante", afirmó Merino.

Con la reforma el Gobierno buscaría recursos por el equivalente al 1,5% del PIB, menos de lo que había planteado el año pasado, de 2%.

EVALUACIÓN RIGUROSA

Merino se abstuvo de opinar sobre si esos recursos serían suficientes para poner en orden las finanzas del país, aunque señaló que Moody´s evalúa distintos escenarios a la hora de revisar la calificación.

"Creo que esperaremos hasta finales de este año o principios del próximo para realmente actualizar el escenario base que tenemos para Colombia y lo que implicaría este proceso de ajuste fiscal según las medidas que se aprueben", explicó.

Moody´s mantiene el nivel de grado de inversión a Colombia con una calificación de Baa2 con perspectiva negativa. La entidad proyecta una expansión económica del país de entre 4,5% y 5% en 2021 y una cercana al 4% para 2022, reveló Merino.

Además, estimó que una eventual reforma a la estructura actual de la regla fiscal que rige las finanzas del país sería favorable si los cambios conducen a una estabilización y eventual mejora de las métricas de deuda. "Eso sería positivo".

El Comité de la Regla Fiscal suspendió el instrumento durante 2020 y 2021 para permitir al Gobierno endeudarse más para enfrentar la pandemia, pero se debía retomar en 2022.

"Retomar la senda de las metas bajo el marco actual de la regla fiscal sería muy difícil, implicaría un ajuste fiscal muy fuerte el próximo año", consideró Merino.

En tanto, el directivo opinó que el país sudamericano requiere retomar temas aplazados de debatir el año pasado, como una reforma pensional que quedó en el aire por el estallido de la pandemia de coronavirus.

"Antes de la pandemia esperábamos que reformas relacionadas al sistema de pensiones, o al mercado laboral, o a los mercados de capital eran elementos que se iban a debatir en el país durante el transcurso del 2020 y obviamente por la pandemia no se dio, esperamos que sean iniciativas que se deberían retomar en algún momento en el futuro", declaró.

"Otro tema importante para el perfil crediticio de Colombia en el mediano plazo son medidas de política que puedan apoyar a subir el crecimiento potencial del país, eso está muy relacionado a reformas que podrían ayudar a mejorar la competitividad y la productividad y a fomentar mayores niveles de inversión", concluyó Merino.

(Reporte de Nelson Bocanegra. Editado por Luis Jaime Acosta)