Déficit de 505 mdp presiona a Autónoma de Zacatecas

ZACATECAS, Zac., noviembre 27 (EL UNIVERSAL).- Las autoridades de la Universidad Autónoma de Zacatecas sólo disponen de 72 horas para solucionar el pago de la próxima quincena a unos 6 mil 500 trabajadores, luego de confirmar que se quedaron en números rojos, al enfrentar un déficit de 505 millones de pesos que impide cumplir con sus obligaciones para cerrar este año fiscal.

Ante la crisis que atraviesa dicha universidad pública, este martes el Sindicato de Personal Académico de la Universidad Autónoma de Zacatecas (SPAUAZ) realizó un paro de 12 horas para exigir a rectoría la certeza en el pago de la próxima quincena de noviembre, así como de diciembre, aunado a los aguinaldos que se deben pagar el próximo 11 de diciembre y las primas de antigüedad de estos dos meses.

Las banderas rojinegras se colgaron en todas las unidades académicas y en el edificio de la rectoría, cuyo movimiento afectó a más de 40 mil alumnos.

En entrevista con EL UNIVERSAL, el rector de la máxima casa de estudios de la entidad, Antonio Guzmán Fernández, recordó que esta situación se debe a que este año no se han destinado recursos extraordinarios del Programa U081, denominado Apoyos para la Atención a Problemas Estructurales de las Universidades Públicas Estatales, que se otorgaban para beneficiar a las universidades con crisis financieras.

Por ello, este lunes se trasladó a la Ciudad de México acompañado del gobernador Alejandro Tello Cristerna, para gestionar recursos y exponer esta situación a Héctor Garza González, titular de la Unidad de administración y Finanzas de la Secretaría de Educación Pública (SEP).

Explicó que la instancia federal manifestó la disponibilidad de apoyar financieramente a la universidad de Zacatecas y que se le permitió presentar una solicitud para acceder a recursos extraordinarios, pero admitió que hasta el momento no han recibido respuesta.

El rector reconoció que está sobre el tiempo, pues este sábado vence el plazo para pagar la nómina; de lo contrario, sabe que los trabajadores de los dos sindicatos que tiene la universidad (SPAUAZ y STUAZ) podrían radicalizar sus medidas de presión. Incluso, Pedro Martínez, dirigente del Sindicato del Personal Académico de la Universidad Autónoma de Zacatecas (SPAUAZ), comentó que el paro de labores fue una medida de presión preventiva y dejó en claro que si no se les paga este fin de mes, podrían interponer una denuncia penal contra el rector de la casa de estudios por retención de salarios a los trabajadores.

Aseguró que aunque la universidad recurra a solicitar un adelanto de recursos del presupuesto 2020 para cubrir las nóminas, sería "tapar un hoyo haciendo otro" y augura una situación crítica para el siguiente año: "Con este señor presidente [Andrés Manuel López Obrador] la situación va a estar dura.

"Es un hombre muy fuerte, de lucha, y no se va a doblegar ante huelgas o paros ni a la presión que podamos ejercer", manifestó.

Por su parte, el rector mencionó que no hay posibilidades de solicitar recurso adelantados del presupuesto 2020, porque, dijo, aún estamos en el ejercicio fiscal 2019, por lo que sólo queda la opción de seguir insistiendo en gestionar y tocar puertas para obtener apoyo por parte de las autoridades de la SEP.