Más de dos décadas en la restauración de niños dios

·1  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, diciembre 24 (EL UNIVERSAL).- Fue hace más de 25 años cuando Hugo Terrón y su hermano aprendieron de manos de una locataria del mercado 16 de Septiembre, en Toluca, Estado de México, la reparación de niños Dios. Este oficio lo ejerció junto a él durante dos décadas.

En la actualidad, únicamente Hugo Terrón sigue ejerciendo su oficio, pues su hermano falleció de Covid-19.

Sin embargo, el reparado lo sigue haciendo con el mismo entusiasmo que tuvo desde un principio, más ahora que se ha incrementado el trabajo, pues el año pasado debido a la pandemia ocasionada por el coronavirus casi no tuvo actividad.

El oficio de Hugo comienza a finales de noviembre, cuando la gente está en el preámbulo de las fiestas decembrinas.

Estas reparaciones de niños Dios van de los 30 pesos hasta los 300 pesos y dependen de la complejidad del daño.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.