Dos décadas de relaciones de Putin con los presidentes de EEUU

·3  min de lectura

El presidente ruso Vladimir Putin se reúne el miércoles en Ginebra por primera vez con Joe Biden, el quinto presidente estadounidense que conoce desde su llegada al poder en 1999.

Las relaciones de Putin con sus predecesores tuvieron altibajos.

- Bill Clinton: el peso de Kosovo

Los contactos de Bill Clinton con el presidente ruso Boris Yeltsin fueron cálidos hasta que estalló la guerra de Kosovo en 1998, poniendo fin a la luna de miel posterior a la Guerra Fría.

La renuncia de Yeltsin el 31 de diciembre de 1999, remplazado por Putin, poco apreciado en Washington, complicó más las relaciones.

Es "un hombre duro (...), muy decidido, volcado a la acción", dijo de Putin la jefa de la diplomacia estadounidense Madeleine Albright. "Tendremos que vigilar sus acciones con mucho cuidado", agregó.

Sin embargo, en la primera cumbre de Clinton y Putin en junio de 2000, el presidente estadounidense elogió públicamente al ruso, capaz de construir una Rusia "próspera y fuerte mientras protege las libertades y el estado de derecho".

- George W. Bush: camaradería y desconfianza

Al final de su primer encuentro, el 16 de junio de 2001, George W. Bush dijo que miró al presidente ruso en los ojos.

"Pude percibir su alma: la de un hombre profundamente dedicado a su país (...). Lo considero un dirigente notable", declaró Bush.

Tras los atentados del 11 de septiembre de 2001, Putin, que en 1999 había lanzado la guerra en Chechenia, ofreció inmediatamente al presidente Bush su solidaridad en la "guerra contra el terrorismo".

Sin embargo, en diciembre de 2001 Estados Unidos se retiró del Tratado sobre Misiles Antibalísticos ABM para crear un escudo antimisiles en Europa del Este.

En 2003, Moscú condenó la invasión estadounidense de Irak y un año después denunció la influencia de Washington en la "revolución naranja" en Ucrania.

- Barack Obama: un "relanzamiento" que fracasa

En 2009, el presidente Barack Obama propone "relanzar" las relaciones con Rusia apoyando en el botón "reset". En 2008, impedido de reelección por la Constitución, Putin fungía de primer ministro de Dmitri Medvedev, su protegido.

Antes de visitar Rusia en julio de 2009, Obama declaró que Putin tenía "un pie en la vieja manera de hacer las cosas y otro en la nueva".

"Lo que me interesa es tratar directamente con mi homólogo el presidente", dijo Obama en Moscú.

A pesar de los éxitos iniciales, en particular la firma en 2010 de un nuevo tratado de desarme nuclear, el intento de relanzar las relaciones fracasó.

En agosto de 2013, Rusia otorgó asilo político al estadounidense Edward Snowden, que reveló el espionaje masivo de Estados Unidos en el mundo.

Unos días después, Obama canceló una cumbre con Putin, lamentando el regreso a "una mentalidad de Guerra Fría".

La crisis ucraniana de 2014 y la anexión rusa de Crimea, las sanciones económicas de EEUU contra Moscú y la intervención de Rusia en Siria en 2015, degradaron aún más la relación bilateral.

- Donald Trump: el espectro del "caso ruso"

Durante la campaña, Donald Trump dijo que quería instaurar buenas relaciones con Rusia.

Pero el mandato de Trump se vio lastrado desde el inicio por las acusaciones de injerencia rusa en las elecciones.

En julio de 2018, en una conferencia de prensa conjunta con Vladimir Putin, Trump pareció darle más crédito a las negaciones de su homólogo ruso que a las conclusiones del FBI.

"El presidente Putin que acaba de decir que no era Rusia (...). Y no veo por qué lo sería", dijo Trump.

Ante las críticas, incluso en el Partido Republicano, Trump dijo que se había expresado mal.

"Me gusta Putin, le gusto a él. Nos llevamos bien", dijo nuevamente en septiembre de 2020 durante un discurso de su campaña por la reelección.

pop-doc/ber/alc/zm/me

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.