A una década de ataque a casino, familiares exigen justicia

·3  min de lectura

MONTERREY, NL., agosto 25 (EL UNIVERSAL).- Familiares de las 52 víctimas que murieron hace diez años, durante un ataque perpetrado por la delincuencia organizada en el Casino Royale, una vez más exigieron justicia, además de pedir que termine la impunidad contra quienes perpetraron este asesinato masivo.

El abogado Edmundo Jiménez, quien perdió a su esposa en el ataque ocurrido el 25 de agosto de 2011, refirió que el mayor problema que han padecido, aparte de la violencia que arrebató 52 vidas, ha sido la falta de apoyo y empatía de las autoridades, empezando por un minúsculo memorial que se erigió en el camellón central de la avenida San Jerónimo, el cual "no es digno para honrar a las víctimas".

Asimismo, cuestionó la falta de avance en los procesos penales contra quienes perpetraron el atentado, pues afirmó que a la fecha no hay acusados ni sentenciados por el multihomicidio, ni tampoco hay sanciones contra las autoridades municipales (Monterrey) ni del estado, que autorizaron la instalación y operación del casino, pese a que no cumplía con condiciones para garantizar la seguridad de los asistentes.

Muchas de las víctimas perecieron aplastadas o intoxicadas, dijo, porque las puertas de emergencia de la casa de apuestas estaban selladas. "Eso no lo hemos podido superar por la impunidad", señaló Jiménez y agregó que ojalá las cosas sean diferentes ahora que habrá cambio de administración municipal y estatal (el 1 de septiembre y el 3 de octubre).

A su vez, Samara Pérez Muñiz, quien en el atentado perdió a su hijo Brad Xavier Muraira, expresó que esta conmemoración del décimo aniversario de la tragedia, que realizaron al exterior del sitio donde estuvo el casino, lo hubieran querido llevar a cabo en frente del Palacio de Gobierno, con la exhibición de un video que elaboraron las propias familias.

"Pero nos patean, nos ignoran en este gobierno, hicimos la solicitud de permiso para que permitieran pasar el video y no tuvimos respuesta positiva; para el gobierno estatal somos un cero a la izquierda, no sólo somos víctimas, somos revictimizados siempre", señaló Samara Pérez.

En el video donde hacen una breve relación de la tragedia y los hechos posteriores, hacen un llamado al gobernador Jaime Rodríguez y al presidente Andrés Manuel López Obrador para que los escuchen y les hagan justicia. También señalaron que las voces de las 52 víctimas que fueron asesinadas la tarde del 25 de agosto de 2011, "ya no podrán ser escuchadas, pero las nuestras sí y no callaremos hasta lograr justicia".

Durante el sencillo acto, donde fueron pronunciados en voz alta los nombres de cada uno de los que murieron en el ataque por un grupo delictivo, presuntamente como represalia porque el dueño del casino se negaba a pagar una "cuota de protección", estuvo Erick Martín, director general Atención Individual a Víctimas, del gobierno federal, en representación del subsecretario de Gobernación, Alejandro Encinas.

Erik Martín expresó a las familias un saludo de solidaridad a nombre de Encinas y les aseguró que están acompañadas por el gobierno federal. Comentó que este miércoles se realizó una jornada de atención para que se puedan llevar a cabo procesos de reparación, y dijo que este jueves seguirán trabajando para resolver dudas y atender peticiones.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.