Curry atina 105 triples seguidos en práctica

JANIE McCAULEY
·2  min de lectura
Stephen Curry, base de los Warriors de Golden State, sonríe en el banquillo durante el encuentro del martes 22 de diciembre de 2020, ante los Nets de Brooklyn (AP Foto/Kathy Willens)

Stephen Curry atinó el sábado 105 triples seguidos desde la línea de fondo, con lo que coronó la práctica previa al partido sabatino de los Warriors de Golden State en Chicago.

Los Warriors informaron que habían grabado en video los últimos 103 tiros de la proeza en las instalaciones de prácticas de los Bulls. Los tiros fueron contados por el asistente Bruce Frasser, quien suele colaborar con él en este tipo de entrenamiento.

El entrenador Steve Kerr sólo se enteró de la hazaña después de la práctica. Cuando Curry falló finalmente, agitó los brazos y gritó emocionado.

“Pienso que su récord anterior era de 77. Esto fue una locura”, comentó Kerr. “No sé si siga existiendo el libro Guinness de Récords. Era uno de mis libros favoritos cuando era un jovencito. Si sigue existiendo, esto debería quedar en el libro, porque aparentemente tenemos evidencias”.

Es un hecho que Curry, dos veces nombrado el Jugador Más Valioso de la NBA, sigue asombrando a sus 32 años y al comienzo de su duodécima temporada en la liga. Cuando enceste su próximo triple en un partido, llegará a 2.500 de por vida, uniéndose a Ray Allen y Reggie Miller como los únicos que han rebasado ese hito.

“Fue increíble. Ciento cinco triples seguidos. Yo sabía que ya era algo especial conseguir unos 30. Simplemente asombroso”, destacó Fraser en un mensaje de texto.

Draymond Green no atestiguó la exhibición, pero cree absolutamente en la cifra reportada.

“No tengo duda alguna de que lo hizo. No necesito mirar un video para ver cómo entraron los balones en la cesta ni nada así”, dijo. “Como siempre he comentado, creo que él es el mejor disparador que haya jugado este deporte”.

Al comenzar el campamento de pretemporada, Curry dijo que le gustaría quedarse en los Warriors para siempre. Devengará 43 millones de dólares en la presente temporada —su salario sería afectado por la pandemia de coronavirus— y casi 45,8 millones en 2021-22.