La curiosa historia de 0303-456, la legendaria canción de Raffaella Carrá

·2  min de lectura
Raffaella Carrá falleció a los 78 años
Raffaella Carrá falleció a los 78 años

Fue una noticia triste, contraria a ese camino artístico que sembró durante décadas. Raffaella Carrá, destacada actriz, cantante y conductora, murió a los 78 años, según confirmó Sergio Japino, su compañero de vida durante muchos años, a la agencia Ansa.

Si bien Japino no reveló la causa de su deceso, emitió un mensaje en el que expresó: “Raffaella nos ha dejado. Se ha ido a un mundo mejor, donde su humanidad, su inconfundible risa y su extraordinario talento permanecerán para siempre”.

Murió Raffaella Carrá

0303

Carrá dejó un legado de decenas canciones que sonaron por años en las radios y en la televisión, como Santo santo, Pedro, Lucas o Inocente. Pero sin lugar a dudas, su principal éxito fue el legendario tema 53.53.456, que fue lanzado como single en Italia en 1975 y fue escrita por Gianni Boncompagni.

Inicialmente, el tema fue lanzado en Europa donde tuvo un éxito rotundo y, rápidamente, rompió las fronteras y tuvo su explosión en Latinoamérica. Esta expansión trajo consigo algunos pequeños detalles que debieron resolver. En países como en Argentina el número coincidía con abonados de algunas líneas telefónicas, por lo que el teléfono de la canción fue sustituido por el “03.03.456”. Además, la letra también tuvo que ser modificada para su difusión en estos países.

La emblemática canción cuenta con una pegadiza melodía que Raffaella protagonizaba sobre el escenario de manera única, con sus distinguidos pasos de baile. Si bien la música tenía un tono que parecía dirigido para un público infantil, al llegar al estribillo de la canción sorprendía con frases que, en su momento, muchos consideraron que escondía un guiño sexual.

La letra original repasaba la historia de una mujer que marcaba constantemente el número de teléfono “53.53.456″, mientras esperaba recibir la respuesta de su amor. Sin embargo, él no aparecía y Carrá enfatizaba: “Pasó el tiempo y ya no puedo esperarte, el dedo está enrojecido de tanto marcar”.

Finalmente el sujeto no respondía y la distinguida cantante cerraba: “Sí que aprendí a muchas formas de poder vivir y el teléfono podría olvidarlo ya”.

En su versión para otros países como Argentina, la letra tuvo algunas variantes. Si bien la historia de la mujer que esperaba el llamado de su amante se repetía, se supo que Carrá tuvo que realizarle cambios debido a que la letra que era bastante insinuante y sexual para los gobiernos de las dictaduras existentes.

Jorge Lanata fulminó a Úrsula Vargues tras sus polémicos dichos sobre los varados

Por este motivo, la modificó y, para Latinoamérica, le respondía a su amante: “¿Y por que no me llamas que pensarás? Que llame yo, que llame yo, no lo haré jamás. Un poco más, un poco más y yo me marcharé”.

La canción fue un éxito impresionante en todo el mundo y lideró las listas de rankings europeos y latinoamericanos.

Por medio de este tema, Raffaella Carrá llegó a las principales emisoras de radios de todo el mundo y, hasta la actualidad, es y será recordada por su legendario tema que conmovió a los oyentes.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.