No “cumple su palabra”: Casa Blanca ataca a Manchin por mentirle a Biden tras atacar ‘Build Back Better’

·5  min de lectura

La Casa Blanca criticó al senador demócrata Joe Manchin después de que sorprendió al gobierno de Biden con un anuncio el domingo de que se opondrá a la Ley Build Back Better, la principal legislación del presidente.

Los demócratas del Congreso también estaban enfurecidos de forma abierta con el centrista de Virginia Occidental y lo acusaron de mentirle al presidente, varios describieron esto como el mayor abuso de confianza a sus propios colegas del partido.

Manchin hizo el impactante anuncio durante una aparición televisiva el domingo. Dijo que votará en contra del plan de US$1,2 billones de Joe Biden para abordar la atención médica, el cuidado infantil y la crisis climática.

“No puedo votar para continuar con esta legislación. No puedo. Hice todo lo posible. No puedo llegar a ese punto”, aseguró Manchin al presentador invitado de Fox News Sunday, Bret Baier.

“¿Es lo último? ¿Esto es un no?” preguntó Baier.

“Esto es un no”, confirmó Manchin.

El anuncio se produjo después de meses de negociaciones entre Manchin, los progresistas y la Casa Blanca, y es un gran revés para la administración de Biden en medio de cifras de encuestas bajísimas y las preocupaciones sobre las elecciones de mitad de mandato del próximo año.

Al parecer, la Casa Blanca no recibió ninguna advertencia previa sobre los comentarios de Manchin, declaró un demócrata a Politico de forma anónima.

“Manchin no tuvo el coraje de llamar a la Casa Blanca o al liderazgo demócrata él mismo antes de hacerlo”, comentó la fuente.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, criticó a Manchin, en una fuerte desviación del tono diplomático por el que optó antes en sus conferencias de prensa diarias en las que se negó a hablar sobre los pensamientos del senador y las ofertas a la Casa Blanca en términos de lo que podría votar.

“Los comentarios del senador Manchin esta mañana en Fox están en desacuerdo con sus discusiones de esta semana con el presidente, con el personal de la Casa Blanca y con sus propias declaraciones públicas”, expresó.

“Hace semanas, el senador Manchin se comprometió con el presidente, en su casa en Wilmington, a apoyar el marco de Build Back Better que el presidente anunció después. El senador Manchin se comprometió varias veces a negociar la finalización de ese marco ‘de buena fe’”, escribió Psaki.

“Así como el senador Manchin revirtió su posición sobre Build Back Better esta mañana, seguiremos con la presión para ver si revertirá su posición una vez más, para honrar sus compromisos anteriores y cumplir su palabra”, continuó.

Luego agregó de forma intencional: “Quizás el senador Manchin pueda explicar a los millones de niños que salieron de la pobreza, en parte debido al crédito tributario por hijos [el cual proporciona un apoyo económico a las familias con menores de edad], por qué quiere poner fin a un programa que ayuda a lograr esto; nosotros no podemos”.

Las figuras del Congreso también estaban furiosas. Bernie Sanders, un líder progresista en el Senado que participa de forma personal en las negociaciones, calificó a Manchin como un cobarde en CNN cuando se conoció la noticia.

El independiente de Vermont instó a los líderes del Senado a someter el paquete a votación de todos modos para obligar a su colega a votar de forma pública en contra.

“Bueno, creo que tendrá mucho que explicar a la gente de Virginia Occidental”, comentó Sanders. “Si no tiene el coraje de hacer lo correcto por las familias trabajadoras de Virginia Occidental y EE.UU., que vote no frente a todo el mundo”.

Otra declaración furiosa la emitió la representante Pramila Jayapal, una congresista del estado de Washington que preside la bancada progresista de la Cámara.

Jayapal se convirtió en una figura central en las negociaciones como líder de un grupo que intentó mostrar su fuerza política y forzar la aprobación de la Ley Build Back Better con una negativa a votar por el paquete de infraestructura bipartidista aprobado antes por el Senado.

El grupo por fin cedió y permitió que ese proyecto de ley se aprobara con garantías de la Casa Blanca de que Manchin no pondría en entredicho la Ley Build Back Better ni exigiría más recortes de la legislación.

Jayapal rechazó por completo la idea de que Manchin negociara con ella, Sanders o la Casa Blanca de buena fe.

“Hoy, el senador Manchin traicionó su compromiso no solo con el presidente y los demócratas en el Congreso sino, lo más importante, con el pueblo estadounidense. Él suele promocionar que es un hombre de palabra, pero ya no puede decir eso. Los habitantes de Virginia Occidental y el país ven claro quién es”, expresó la progresista de la Cámara.

Otros progresistas de la Cámara también fueron contundentes.

“Wow @Sen_JoeManchin, con el debido respeto, cuando dices que vas contra ‘Build Back Better’, ¿eres tú? ¿O es el interés especial [dinero] lo que te impulsa?” preguntó Jamaal Bowman, un representante demócrata de Nueva York.

“Siempre movió el poste de la portería. Nunca negoció de buena fe y obstruye la agenda del presidente”, declaró a CNN la congresista de Massachusetts, Ayanna Pressley.

The Independent se puso en contacto con la oficina de Manchin y la Casa Blanca para hacer comentarios.

Manchin y el liderazgo demócrata del Congreso ahora enfrentan el futuro probable de lidiar con una bancada demócrata muy dividida en la Cámara. Los progresistas tienen poca o ninguna confianza en la Casa Blanca o en los líderes del partido para discutir con miembros conservadores de su partido y asegurar compromisos de ellos.

El drama del domingo establece un enero incierto para el partido, ya que los demócratas ahora enfrentan la opción de reescribir la Ley Build Back Better de una manera que quizás ganaría el apoyo de Manchin, pero correría el riesgo de perder votos progresistas, o dejar atrás el impulso legislativo característico del presidente y, en cambio, trabajar para la aprobación de otras leyes, como el derecho al voto.

Sin embargo, cualquier otro impulso legislativo en este momento presentaría desafíos similares para los demócratas, gracias a la oposición de Manchin y Kyrsten Sinema a los cambios en la regla de obstrucción legislativa la cual impide en gran medida la aprobación de la mayoría de las leyes dada la composición 50-50 del Senado.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.