Una cumbre internacional explora cómo ayudar a países en riesgo climático

Agencia EFE
·2  min de lectura

Londres, 30 mar (EFE).- El Reino Unido presidirá este miércoles una cumbre ministerial para el Clima y el Desarrollo en la que se explorarán medidas para respaldar a los países especialmente vulnerables frente a la crisis medioambiental.

El presidente de la cumbre del clima COP26, que se celebrará en noviembre en Glasgow, Alok Sharma, y el ministro de Exteriores británico, Dominic Raab, serán los anfitriones de una reunión virtual en la que participarán más de treinta países e instituciones como el Banco Europeo para la Reconstrucción y el Desarrollo y el Banco Mundial.

Se trata de un evento "clave" en la preparación de la COP26, cuyo objetivo principal es "construir consensos alrededor de acciones prácticas y soluciones" a los problemas de los países con menos recursos, indicó el Gobierno británico en un comunicado.

Los participantes abordarán métodos para responder a "los impactos" del cambio climático, que pasan por mejorar la coordinación y cooperación internacionales.

También dialogarán sobre fórmulas para aliviar la presión fiscal en países en desarrollo, a fin de darles mayor margen de maniobra para minimizar los daños del calentamiento global.

Esos Estados necesitarán facilidades para acceder a una financiación que les permita comenzar a eliminar los procesos más contaminantes de sus industrias y economías, detalló el Ejecutivo británico.

Antes del evento, el Reino Unido ha anunciado su intención de destinar 500.000 libras (585.000 euros, más de 685.000 dólares) a una iniciativa para fomentar "mercados voluntarios de dióxido de carbono" que puedan "incrementar los flujos financieros allá donde más se necesiten y ayuden a crear economías más verdes, inclusivas y resistentes".

"Es necesario admitir que las personas que menos han hecho para provocar la crisis climática son las que más están sufriendo", afirmó Sharma, que lo consideró una "abrasadora injusticia"

"Es absolutamente vital que encontremos soluciones porque nos estamos quedando sin tiempo para que sea posible cumplir el objetivo de 1,5 grados (de calentamiento máximo)", agregó.

El ministro británico de Exteriores expresó, por su parte, que la cumbre es una oportunidad para "escuchar a aquellos más vulnerables al cambio climático".

"Sabemos que la falta de financiación crea barreras para que los países implementen el Acuerdo de París (sobre el cambio climático de 2015). Combinado con el reto de recuperarse de la pandemia (de coronavirus), esto amenaza los progresos", advirtió.

(c) Agencia EFE