La cultura y los restaurantes, de vuelta este año en Países Bajos

·4  min de lectura

La Haya, 5 jun (EFE).- La mitad de 2021 ha sido de apagón en las pantallas de los cines y los escenarios del teatro, de mesas fantasma dentro de los restaurantes y de exposiciones en museos que nadie ha visitado en Países Bajos. A partir de este sábado, con la entrada en vigor de la fase 3 de la desescalada, la cultura y los interiores de la hostelería empiezan a ver la luz.

Sus propietarios y empleados cruzaban los dedos cada martes en las ruedas de prensa del Gobierno neerlandés, deseando que fuese la vencida y pudieran volver a recibir a sus clientes, una espera que ha durado desde octubre en el caso de la hostelería -excepto las terrazas, que abrieron el 28 de abril- y desde noviembre para el sector cultural.

Este sábado llega lo que el primer ministro neerlandés, Mark Rutte, calificó como el “fin del confinamiento”, con unas “flexibilizaciones” que incluyen hasta las 22.00 hora neerlandesa (20.00 GMT) el servicio de comida dentro de restaurantes y bares, horario que también se aplica a las terrazas, hasta ahora abiertas solo hasta las 20.00 (18.00 GMT).

Las pinacotecas podrán recibir a un visitante por 10 metros cuadrados, mientras que los cines y teatros acogerán a un máximo de 50 personas a la vez, siempre con un ojo puesto en las cifras de contagios y hospitalizaciones.

La Haya pasa ahora de “cerrar, a menos que” los casos bajen, a “abrir, a menos que” los números vuelvan a subir, subrayó Rutte.

Los contagios diarios rondan los 2.500 esta semana y más de la mitad de los ciudadanos tienen ya anticuerpos contra el coronavirus, en especial por la vacunación, porque “casi la mitad de las personas mayores de 18 años han recibido ya su primera dosis”, con aproximadamente un total de 10 millones de inyecciones aunque no está claro cuántas personas han recibido ya la pauta completa.

Los museos, teatros y otras instituciones culturales han sobrevivido estos meses gracias a las ayudas estatales, medidas que siguen en marcha y otras que sumaron el año pasado unos 300 millones para evitar colapsos y pérdidas de trabajo entre el personal, aunque el golpe más duro se lo llevaron los autónomos que presentaban servicios a estos centros, según la Fundación Boekman, un instituto de conocimiento para la cultura.

Durante 2020, las instituciones culturales gastaron un 55 % menos en autónomos en comparación con los últimos tres trimestres de 2019, pero solo se ha recortado un 3 % el gasto en empleados asalariados.

El Gobierno ha destinado 482 millones de euros adicionales al sector cultural para este año.

Los museos buscan recuperar sus ingresos con exposiciones que llevaban años preparando, como es el caso del Rijksmuseum, que podrá empezar a recibir visitantes para su muestra sobre la esclavitud, que relata la historia personal de 10 involucrados, tanto victimas como verdugos, a través de pinturas y objetos variopintos, que van desde mapas y manuscritos, hasta una impresionante obra de arte con bidones negros.

El Mauritshuis tiene lista, hasta el 29 de agosto, una exposición sobre perfumes y malos olores del siglo XVII. “Si bien nuestra exposición temporal se inauguró en febrero, ¡nadie ha tenido la oportunidad de verla todavía!”, dijo Martine Gosselink, directora de este museo de La Haya y hogar de La joven de la perla, el cuadro de Johannes Vermeer.

El Van Gogh de Ámsterdam muestra “Están aquí para quedarse: una década de adquisiciones notables y sus historias”, otra exposición abierta en febrero que nadie pudo visitar por las restricciones. Presenta una selección de obras de arte de Munch, Monet o Degas, que se han agregado a la colección del museo en los últimos 10 años

Además de la cultura y la hostelería, se relajan otras restricciones: reabren las saunas y los vestuarios, y los hogares pueden recibir a familiares o amigos de con cuatro visitantes a la vez, en lugar de los dos actuales por día.

Si la reducción de contagios se mantiene al ritmo actual, el Ejecutivo neerlandés espera autorizar la cuarta fase de la desescalada el 30 de junio, con flexibilizaciones que afectan a los partidos deportivos, una ampliación del horario y aforo de los restaurantes, así como la subida a ocho del número máximo de invitados a los hogares.

Por Imane Rachidi

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.