Hay una cultura patriarcal que se niega a morir: Sauri Riancho

·4  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, junio 25 (EL UNIVERSAL).- Al reconocer que sí ha habido avances en la participación política de las mujeres, pero aún existen retos, la presidenta de la Cámara de Diputados, Dulce María Sauri (PRI), aseguró que hay una cultura patriarcal que se niega a morir, de una concepción estereotipada de los papeles en la sociedad de mujeres y hombres.

Al participar en la conmemoración por los 40 Años de Fundación del Palacio Legislativo de San Lázaro, y dictar su conferencia magistral "El papel de las mujeres en el proceso democrático del país", la legisladora consideró que los grandes obstáculos que todavía se tienen provienen de la cultura.

La diputada presidenta estimó que no basta con que lleguen más mujeres a la Cámara de Diputados, sino que se tiene que afinar la mirada hacia las necesidades y demandas de millones de mujeres que no van a llegar a una representación política, porque su vocación, su compromiso, su trabajo está dirigido hacia otras áreas de interés.

Dijo que hay que garantizar la representación de mujeres que asuman los compromisos para que esos millones de mujeres y niñas puedan ejercer efectivamente sus derechos, todos los derechos: a la educación, a la salud, a una vida libre de violencia, a la autonomía económica, entre otros. Y para ello las leyes, indudablemente pueden quitar los obstáculos legales.

Destacó que de las 248 mujeres que integrarán la próxima Legislatura, actualmente 69 son legisladoras y esto tiene mucha importancia porque son mujeres que conocen muy bien lo que se ha trabajado en esta Legislatura, los avances y los rezagos; lo que fue posible materializar y aquellas cuestiones que se quedaron en el tintero por diversas situaciones, resistencias, etcétera, que es necesario nuevamente impulsar.

"Estas 69 mujeres reelectas tienen el enorme compromiso de ser el puente entre esta "Legislatura de la Paridad" y la próxima Legislatura que yo la llamaría de la paridad plus", agregó.

La presidenta Sauri Riancho resaltó que esta "Legislatura de la Paridad" impulsó muchas reformas legislativas; hubo 27 minutas en materia de paridad de género "y esto que no estoy considerando un número importante de reformas que se hicieron en razón de la reforma constitucional de paridad en todos los órganos del Estado mexicano y que obligaron a la adecuación de un número importante de leyes de toda índole".

Destacó que "hacer efectiva la paridad en los órganos de gobierno y en las presidencias de las comisiones ordinarias de la próxima Legislatura es todo un reto". Comentó que, en la actual Legislatura, la Mesa Directiva ha estado encabezada por 2 mujeres y su integración ha sido predominantemente por mujeres; en este momento de 11 integrantes, sólo hay dos vicepresidentes y un secretario.

"La próxima Legislatura tendrá que tomar sus propias decisiones en cuanto a la integración de la Mesa Directiva, solamente que hay que tener en cuenta el principio de la paridad", dijo.

La diputada presidenta anunció que bajo la coordinación de la Secretaría de Servicios Parlamentarios y el apoyo de diversas áreas de la Cámara de Diputados se está realizando un libro para que se pueda hacer posible la historia de las mujeres legisladoras que han sido electas desde 1954 en la XLII Legislatura cuando por primera vez una mujer entró al recinto legislativo.

En razón de la conmemoración de los 40 años de la inauguración del recinto legislativo de San Lázaro, se va a hacer la publicación -que aún se está elaborando- y se llamará "Las mujeres de San Lázaro"; es decir, fundamentalmente las mujeres legisladoras que en un número superior a mil 500 han pasado por este recinto legislativo.

"La próxima Legislatura tendrá una característica singular, además de esta casi perfecta paridad, es una Legislatura que estará integrada por un número importante de diputadas y diputados reelectos", agregó.

En respuesta, la presidenta de la Mesa Directiva estimó que hay un tema cultural, que no se mide por años, sino por generación, y lo que hay ahora es una transformación gradual, sostenida por un principio constitucional que es la paridad.

Sauri Riancho subrayó que una vez que las mujeres están en los cargos de responsabilidad tienen obligaciones compartidas, es decir, para hombres y mujeres, pero "lo que sí aportamos es una mirada, una visión, favorable para todas y todos. Yo creo que todavía nos falta, porque es un asunto generacional; por ello, ello hay que continuar con las medidas afirmativas".

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.