Cultivos de Argentina enfrentarán más problemas por La Niña

Fabiana Batista y Brian K Sullivan
·2  min de lectura

(Bloomberg) -- Los problemas que enfrentan las cosechas de Argentina causados por el fenómeno meteorológico La Niña podrían empeorar, mientras que Brasil probablemente recibirá alivio de la lluvia en uno de los períodos más secos de América del Sur en una década.

Se pronostican lluvias por debajo del promedio y temperaturas por encima de lo normal durante noviembre en regiones argentinas desde El Chaco hasta Buenos Aires y zonas de La Pampa, dijo Don Keeney, meteorólogo agrícola sénior de Maxar en Gaithersburg, Maryland.

Un patrón similar puede persistir en la mayoría de las áreas en diciembre y enero, y las condiciones adversas “probablemente resultarán en cultivos dañados y cosechas reducidas” de maíz, soja y trigo, dijo.

Debido a las condiciones de sequía, la Bolsa de Granos de Buenos Aires ya proyecta menores niveles de producción de soja y maíz en Argentina, el principal exportador mundial de productos elaborados con soja y un importante productor de granos. Se espera que Brasil, el mayor productor y exportador de semillas oleaginosas, junto con el azúcar y el café, se beneficie de los episodios de lluvia durante el resto del año.

La Niña, que ocurre cuando la superficie del Océano Pacífico se enfría, desencadena una reacción atmosférica en cadena que puede alterar el clima en todo el mundo. Si bien los modelos han pronosticado una intensidad de débil a moderada, la perspectiva ha comenzado a cambiar.

“La mayoría de los modelos sugieren que La Niña alcanzará su punto máximo en diciembre, y alrededor de la mitad de los modelos anticipan un evento fuerte”, dijo esta semana la Oficina de Meteorología de Australia.

“La perspectiva de un fenómeno más fuerte de La Niña simplemente aumentó la certeza de que Argentina tendrá problemas”, dijo Celso Oliveira, meteorólogo de Somar Meteorologia en Sao Paulo.

En Brasil, Rio Grande do Sul, un importante estado productor de soja en la frontera con Argentina, puede verse afectado por la sequía. En general, los cultivos recibirán un estímulo de la lluvia después de un daño irreversible a las cosechas de café y caña de azúcar.

“Las áreas cafetaleras deberían estar bastante bien hasta fin de año, aunque es posible que en enero comience a observarse algo de sequedad menor en las áreas de cultivo del noreste”, dijo Keeney de Maxar.

Para la soja, la lluvia será suficiente para favorecer el desarrollo de los cultivos en los próximos meses, con precipitaciones superiores al promedio en diciembre y enero, señaló Oliveira de Somar.

“La cosecha de maíz de invierno, sembrada después de la cosecha de semillas oleaginosas, puede estar en una situación más peligrosa”, dijo.

Nota Original:Argentina Crops Face More Weather Woes; Brazil Gets a Reprieve

For more articles like this, please visit us at bloomberg.com

Subscribe now to stay ahead with the most trusted business news source.

©2020 Bloomberg L.P.