Cuidado con estos juguetes diabólicos

CIUDAD DE MÉXICO, enero 6 (EL UNIVERSAL).- En el Día de Reyes los niños y las niñas disfrutan de sus juguetes, pero algunos pueden venir poseídos por espíritus malignos o cobrar vida en la noche y no ser necesariamente un tema de diversión.

¿Usted se fijo que la figura que adquirió es completamente normal? Aquí dejamos algunos ejemplos de cuando las cosas se salen de control.

"Pequeños guerreros"

Los soldados están vivos y usan toda la violencia posible para acabar con los gorgonitas, así sea acabar con los humanos. Esta película de 1998 coloca a los militares como seres crueles, mientras que a los monstruosos seres como entes bondadosos y pacíficos. Dirigió Joe Dante, mismo realizador de Gremlins.

"Chucky el muñeco diabólico"

Un bonachón muñeco Good Guy, que en condiciones normales sería un gran compañero de juegos, es poseído por un feroz asesino. El juguete llega a manos de un niño de 6 años, que por días insistió a su madre para comprárselo, sin imaginar que quizá eso le terminará arrebatando la vida.

"Annabelle"

Si alguien en su sano juicio ve la muñeca que sale en el filme, quizá no la compraría. Pero sí la original regordeta y cabello naranja que comercializaba el siglo pasado la firma Raggedy Ann y cuya fama fue tanta, que se produjo una serie por parte de Fleisher Studios.

"Poltergeist"

Un payaso puede hacer reír a la gente, pero también es buen receptor de algún espíritu maligno. Y eso lo sabe el personaje de Robbie Freeling, quien aterrorizada ve cómo una de estas figuras que duerme con la pequeña Maddy, comienza a moverse. Nadie que puede ver dos dedos de frente, se quedaría a abrazarlo.

"Puppet Master"

Un clásico del cine serie B, el cual demuestra que las marionetas no necesitan de hilos para hacer cosas. La muerte de su creador, dedicado a utilizar la magia egipcia para dotar de vida a las figuras, que terminan por independizarse.