Por qué nos cuesta tanto dormir

Tomás Vicente
Por qué nos cuesta tanto dormir


¿Tienes problemas para dormir? Un reciente estudio demuestra que puede existir otro factor además de los malos hábitos de sueño, el abuso de sustancias, los trabajos por turnos o el interminable goteo del grifo.

Una nueva investigación publicada en Journal of Clinical Sleep Medicine, sugiere que la contaminación lumínica puede aumentar el riesgo de insomnio.

Causas comunes del insomnio

Según la Asociación Americana del Sueño, el insomnio a corto plazo afecta aproximadamente al 30% de los adultos en Estados Unidos, mientras que el insomnio crónico perjudica al 10% de las personas.

Durante mucho tiempo, expertos e investigadores asociaron los problemas para dormir con diferentes tipos de enfermedades crónicas, como los trastornos de salud mental, la obesidad y las enfermedades cardiovasculares.

Incluso los efectos de la luz y el insomnio se encuentran bien documentados, con investigaciones que advierten sobre las dificultades del sueño como consecuencia de los smartphones y las tablets. Pero este reciente estudio arroja resultados sobre como la luz nocturna artificial puede generar un efecto similar.

Kyoung-bok Min, profesor asociado en el Departamento de Medicina Ocupacional y Ambiental de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Seúl en Corea del Sur, realizó el estudio junto a Jin-young Min, del Departamento de la universidad de la medicina preventiva.

El problema de la contaminación lumínica

Los investigadores asociaron la luz nocturna artificial con una serie de efectos perjudiciales para la salud humana y señalaron que "es cada vez más reconocida como una forma de contaminación ambiental”.

Para corroborar el posible vínculo, los expertos analizaron datos del Servicio Nacional de Seguro de Salud-Muestra Nacional de Cohorte (NHIS-NSC), provenientes de estudios observacionales de la población de Corea del Sur entre 2002 y 2013.

La muestra del estudio abarcó 52,027 adultos de 60 años o más, que no habían sido diagnosticados formalmente con un trastorno del sueño.

También utilizaron información satelital, proporcionada por los Centros Nacionales de Información Ambiental, con el objetivo de visualizar la iluminación artificial de exterior y asociarla con los distritos residenciales de cada individuo. De esta forma, determinaron el alcance y las consecuencias de la exposición.

Finalmente, recopilaron datos del estudio NHIS-NSC sobre el uso de dos fármacos hipnóticos: zolpidem y triazolam. La información reveló que 11,738 personas, un 22% de la población del estudio, tenían prescripciones para este tipo de medicamento.

Los resultados concluyeron en que el aumento de los niveles nocturnos de exposición a la iluminación artificial de exterior, se asocia con un aumento en el uso de medicamentos para el insomnio.

Los adultos mayores expuestos a la contaminación lumínica durante la noche, tenían más probabilidades de usar medicamentos hipnóticos durante períodos más largos o recurrir a dosis diarias más altas.

Concientización sobre la contaminación

"Este estudio observó una asociación significativa entre la intensidad de la iluminación nocturna artificial al aire libre y el predominio del insomnio, como lo indican las prescripciones de agentes hipnóticos para adultos mayores en Corea del Sur", dijo Kyoung-bok Min.

"Nuestros resultados son datos de apoyo que indican que la luz nocturna artificial en el exterior podría estar vinculada a la privación del sueño", concluyó.

Según los autores, se necesitan más estudios e iniciativas de políticas públicas para definir y reducir los efectos adversos de la contaminación lumínica en la salud humana.

También señalaron que los políticos deben informarse sobre las consecuencias de la contaminación lumínica, de modo que se pueda establecer una legislación para minimizarlas en las poblaciones actuales y futuras.

Todavía se necesitan estudios futuros para ayudar a definir a la contaminación lumínica y descubrir cómo disminuir sus efectos adversos en los patrones del sueño humano y la salud en general.

Más información sobre insomnio: