El mejor cuerpo a los 40: así lo logra Katie Holmes

Lo revelaba Katie Holmes en una entrevista reciente: "Un día llegan los 40 y te das cuenta de que estás bien, porque sigues haciendo las cosas que siempre quisiste hacer". Sin duda la actriz atraviesa una buena etapa en su vida llena de proyectos profesionales; década a la que ha llegado con plenitud porque asegura que, además de cultivar su interior, ha sabido entender el deporte como parte imprescindible de su vida. Y es que entrenar es su vía de escape y su mejor hábito para mantenerse en forma. Su rutina es ir gimnasio cuatro veces a la semana pero además del deporte, la meditación y un enfoque equilibrado de la alimentación conforman los pilares de Katie. Solo así ha logrado ser la mejor versión de sí misma en la cuarentena.


katie-holmes-cuerpo-edad

“Entreno 4 veces a la semana. La variedad es la clave o me aburro. Me gusta el spinning, el boxeo, el yoga y a veces voy a clases de baile. Tengo mi propia bici estática, así que puedo entrenar en casa cuando me levanto muy temprano”, explica Holmes en el número de este mes de Shape. Al igual que ella, muchas otras celebrities también practican varias actividades en lugar de centrarse solo en una, como Jennifer Aniston o Dakota Johnson, cuya entrenadora asegura que ese es su secreto para tonificar los músculos sin aumentar el volumen corporal.  

Además de esforzarse al máximo en su entrenamiento, disfrutar de momentos para cuidarse a una misma es otra prioridad en el día a día de la actriz: “Me gusta darme masajes. También tengo mi ritual diario favorito: reservo 20 minutos por la mañana para escribir una lista de todas las cosas por las que estoy agradecida y escucho música relajante”. Así es como Holmes se asegura de que comienza el día con una actitud positiva: “Me doy un espacio a mí misma para disfrutar”.


katie-holmes-fitness

En cuanto a la alimentación, la celebrity prima el equilibrio frente a la obsesión, lo que significa que aunque intenta elegir opciones saludables como norma, no es lo único que come y tampoco se siente mal por ello: “Si hay comida basura, la tomo y al día siguiente como más sano. Mi comida favorita son los nachos y me encantan los postres también”, asegura, quien por otra parte suele elegir platos saludables como un smoothie verde por las mañanas, ensaladas y pescado (u otras proteínas magras) en las comidas principales y fruta a lo largo del día.