La cuenta falsa de Twitter que ha sacado a la luz las miserias internas de Junts

Borrás (i) y Turull (d) encabezan las dos familias de Junts enfrentadas por el control del partido. (Photo By David Zorrakino/Europa Press via Getty Images)
Borrás (i) y Turull (d) encabezan las dos familias de Junts enfrentadas por el control del partido. (Photo By David Zorrakino/Europa Press via Getty Images)

La salida de Junts per Catalunya del Gobierno la Generalitat por el supuesto abandono que ERC ha hecho de los objetivos independentistas no ha terminado con la guerra civil que se vive en el partido de Carles Puigdemont. De hecho, ha ido a más. Y, en los últimos días, ha tomado tintes novelescos con un personaje de ficción, de nombre Joana Masdeu, convertido en protagonista de la obra.

El asunto es que las disputas internas del partido entre el bando más rupturista e idealista con la independencia -formalizado en torno a su presidenta, Laura Borràs-, y el más pragmático que abogaba por mantenerse en el ya extinto gobierno autonómico de coalición -organizado en torno al secretario general, Jordi Turull-, se están acrecentando para ver qué sector toma el control y lidera los centenares de listas electorales para los próximos comicios municipales.

En esas disputas, el sector de Borrás ha perdido esta semana a un valioso exponente. Francesc Dalmases, vicepresidente de la formación, se vio forzado a dimitir el martes tras un desagradable incidente por el que intimidó a una periodista de TV3 por la entrevista que éste le habría realizado a Borrás en la cadena autonómica.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Justo en ese momento en el que, sin Dalmases, el bando de Borrás se colocaba en clara minoría dentro del equipo directivo del partido, surgió Joana Masdeu. Una supuesta periodista que a través de su perfil de Twitter quitaba hierro a la desafortunada actuación de Dalmases. Pero no dando pruebas de que la intimidación no había sido tal, sino cargando contra el bando contrario: “Como periodista os aseguro que si tuvieran que dimitir los cargos oficiales o de partido con los que he discutido, de cualquier partido, también miembros de la dirección de Junts que hoy pedían la dimisión de Francesc de Dalmases, quedarían muy pocos”, señaló.

El plan funcionaba y Masdeu llegó a señalar directamente al presidente de la formación en el Parlament, Albert Batet, y al ex secretario general, Jordi Sànchez, acusándoles de coacciones y amenazas. “Diputadas de Junts me han explicado personalmente como desde hace años Albert Batet las ha coaccionado en su despacho para hacerles jurar fidelidad absoluta, como Jordi Sànchez las ha amenazado por cualquier tema con insultos y desprecios...”, señaló la supuesta periodista.

Pero la bola se hizo enorme. Los supuestamente beneficiados no dejaban de retwittear estos comentarios. Y los señalados rechazaban las acusaciones y reclamaban que la periodista diera la cara para explicar su versión. Pero, claro, nadie conocía a Masdeu... Y, de pronto, el perfil fantasma de Twitter desapareció.

Pero ahí no acabó la cosa. Porque los agraviados investigaron y, tal y como adelantó el medio 'Nació Digital', el móvil asociado a la 'cuenta fantasma' pertenece a Rai López Calvet. ¿De quién se trata? Pues de un miembro del Consejo Nacional de Junts y muy cercano a Laura Borràs.

La guerra dentro de Junts ya es total y el juego sucio ha quedado probado. Ahora queda por ver si son capaces de acordar la paz y sanar las heridas antes de las elecciones o si el partido se parte en dos. Todo puede pasar. Según ha recogido el periodista catalán Josep Martí Blanch, el mejor resumen posible de la situación lo ha hecho la secretaria segunda del Parlament, de Junts, Aurora Madaula, quien en su instagram ha colgado este texto: “La ‘política’ profesional no busca la justicia ni la verdad. Busca la venganza y el interés personal”. En ERC, mientras tanto, ya han comprado palomitas para ver los próximos capítulos.

En vídeo | El debate de reforma de sedición no impide a PSOE y PP avanzar sobre el CGPJ

Más historias que te pueden interesar: