Dos cubanos suben al ring este sábado en momentos y horizontes muy distintos, ¿qué esperar de ambos?

·4  min de lectura

Cuando David Morell Jr. comenzaba a crecer en el boxeo, hacía rato que Yunieski González estaba en el trajín de dar y recibir golpes. Este sábado ambos vivirán momentos que habrán de definir su ruta deportiva en el 2022, aunque las perspectivas de ambos sean muy diferentes.

Los dos guerreros cubanos, con apenas unos días de diferencia, realizaron cambios fundamentales en sus esquinas y confiaron sus fortunas a nuevos entrenadores, a pesar de que las motivaciones para hacerlo nazcan de diversas fuentes y encontraría distintos resultados o, quién sabe.

Morell, de 23 años, defenderá (Showtime) su faja mundial de la AMB ante Alantez Fox en lo que puede ser su último combate antes de ser soltado a los leones de la división súper mediana; González enfrentará (DAZN) un escollo tremendo ante el mexicano Gilberto “Zurdo’‘ Ramírez por el derecho a retar al rey ligero pesado Dmitry Bivol en las 175 libras.

¿Qué esperar de uno del otro este 18 de diciembre?

MORELL VS FOX

Todo el que ha visto entrenar y pelear a Morell sabe que está delante de un talento especial. Desde que llegara a los Estados Unidos de la mano de la empresa Warriors, el chico de Villa Clara ha crecido de manera sostenida y con apenas tres peleas conquistó una faja de la AMB.

Si continúa por esta línea, Morell parece destinado a grandes cosas. Su combinación de velocidad y poder pudiera separarlo del resto de la manada en una división donde Saul “Canelo’‘ Alvarez reina de manera suprema y donde se hayan otros figuras jóvenes de importancia como David Benavidez y Edgar Berlanga.

Cuando dejó el gimnasio Círculo de Disciplina en Minnesota para irse a Houston con el profesor Ronnie Shields, muchos creyeron que estaba dando un paso correcto al unirse al estable del hombre que moldeó las carreras de Erislandy Lara y los hermanos Jermell y Jermall Charlo.

Shields ha notado un diferencia notable entre Morell y sus otros boxeadores cubanos Lara y Guillermo Rigondeaxu.

“David golpea el saco como un peso pesado, es el sonido que haría un peso pesado, y me recuerda a David Tua, quien tuvo uno de los mejores ganchos de izquierda en el deporte”, reveló Shields. “Por el sonido del golpeo, puedo decirte a cualquier chico en el gimnasio quién está en esa saco. Tua solía hacer pop, pop, pop, pop. Esa es la diferencia entre Morrell y Rigondeaux y Lara, porque son pequeños boxeadores, y suenan como tat, tat. Cuando David golpea la bolsa, ¡es boom!”

Fox no es mal peleador. Sus dos derrotas fueron ante Demetrius Andrade y Liam Williams. Sabe usar el jab y moverse, pero carece del poder del cubano, quien debe continuar su paso hacia pastos más verdes, ahora que su esquina se ve más fortalecida que nunca.

GONZALEZ VS RAMIREZ

Digamos las cosas como son. En San Antonio están preparando una fiesta por todo lo alto para Ramírez. Delante de miles de mexicanos en la Arena de los Spurs de San Antonio, se esperan fuegos artificiales para coronar una noche favorable al hombre que todos conocen como el Zurdo.

Aunque repite una y otra vez que no subestima para nada al cubano, Ramírez ya se ilusiona con una pelea frente a Bivol que le permita convertirse en campeón del mundo y ubicarse en la ruleta de pretendientes a pelear contra su compatriota Saul “Canelo’‘ Alvarez.

Zurdo posee más herramientas y experiencias que González, es el hombre de Golden Boy -la promotora del evento- y su capacidad de mercado y afición superan por mucho la de su oponente, que a última hora susituyó al profesor Pedro Roque por el entrenador Franco González.

Pero el corazón de González no puede ser subestimado por nadie. Todavía se le recuerda por aquella pelea donde le escamotearon un triunfo ante Jean Pascal y cuando lo llevaron a su última pelea contra Tommy Karpency, nadie esperaba verlo ganador y menos por nocaut.

González, que ha sufrido como pocos en el boxeo, no es el favorito, pero tampoco tiene nada que perder y habrá de entregarse con todas sus fuerzas para matar o para que lo maten. Tal vez su estilo encaje perfectamente en el plan de Ramírez, pero el cubano no va a San Antonio buscando un cheque.

DOS HOMBRES, DOS MOMENTOS

Sin duda, Morell es el hombre del futuro o González el que vive un momento de giro. Si el triunfo del joven se da por descontado en Minneapolis, el veterano de 36 años va en busca de una sorpresa que eche a perder la fiesta en San Antonio. El éxito del King David resulta esperado, el del Monster sería una sorpresa tremenda.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.