Cubanos de Florida Central se van en caravana a D.C. este domingo

·5  min de lectura

Ya van casi dos semanas desde que los cubanos tomaron las calles en Cuba y en Estados Unidos y Europa para demostrar su oposición a la dictadura que viven.

Aunque algunos admiten sentirse cansados, aseguran que nada se compara con lo que viven los cubanos oprimidos en la Habana. Por esto se animan unos a otros a no bajar la guardia y “seguir tomando las calles, seguir alzando nuestra voz y gritar Patria y Vida porque ‘Si Cuba está en la calle, nosotros también”, dijo Rogelio Vidal en entrevista con El Sentinel Orlando.

Vidal es uno de los organizadores de una caravana que saldrá a las 7 a.m. del domingo 25 de julio desde el Sedano’s de la Curry Ford y la Semoran Blvd, intersección donde se han estado organizando y alzando las banderas cubanas.

Su meta es encontrarse en la I-95 con el grupo de cubanos de Miami que también se dirige a la ciudad capital. Estos tienen un autobús con capacidad para 36 personas, pero le piden a quienes puedan manejar “que se organicen para salir todos en caravana”, dijo Vidal.

Vidal llegó de la Habana con apenas 17 años. Salió con una visa turística hacia República Dominicana y luego llegó a Estados Unidos donde a sus 49 años vive con su esposa y ha forjado una familia.

“Soy con orgullo un Mariel”, dijo en referencia a la orden del 20 de abril de 1980, bajo el régimen de Fidel Castro quien anunció que todos los cubanos que deseaban emigrar a los Estados Unidos eran libres de abordar botes en el puerto de Mariel al oeste de La Habana, lanzando el Mariel Boatlift.

“Salimos huyéndole al comunismo, a ese comunismo que le gritamos hoy en día ‘Basta Ya’”, sostuvo.

Vidal dice que todos estos años en suelo americano ha hecho todo lo posible por enviar remesas, ayuda y comida a su familia en Cuba. Para él el honor de poder cumplir su “Sueño Americano” va acompañado del dolor de saber que otros como él, especialmente sangre de su sangre, no pueden disfrutar de lo mismo.

“Nos cansamos. Están sacrificándolos, [están] todos fajándose con la dictadura y el comunismo, la policía cubana. Esos jóvenes, porque es una nueva generación, no tiene armas, no tiene cascos. Se están defendiendo a piedras”, dijo en un tono desesperado. “Nos están matando a la juventud y a las madres que ven a sus hijos morir de hambre, morir baleados, desaparecidos”. “Hay más de 400 personas perdidas, desaparecidas, a la juventud le están cortando hasta las extremidades, pero esas cosas no se ven acá en los medios. Los están torturando”, lamentó.

El cubano criticó que la lucha cubana se esté volviendo una carta para los partidos políticos en Estados Unidos. “No estamos protestando para que los Estados Unidos nos ayuden. Bastante que los cubanos hemos hecho por este país. Miami lo hicieron los cubanos. Lo que queremos es que haya una intervención humanitaria, que las Naciones Unidas tomen acción. No queremos una guerra, queremos la libertad”, dijo.

La esposa de Vidal, Samara Otero, acompaña el sentimiento de impotencia que sienten al no poder ayudar a los cubanos en la isla. La puertorriqueña dice que “su dolor es mi dolor. Su familia está allá y yo no puedo imaginar lo horrible que debe ser eso”, sostuvo.

Otero dice recordar la desesperación de no saber de su familia durante el huracán María por Puerto Rico. “La desesperación de saber que no tenían agua, luz, a veces no tenían qué comer. Eso es 10 veces peor en un país comunista. Allá les mandamos comida y esperan a que esté podrida para dárselas. La gente lava el arroz para sacarle los gorgojos y poder comer algo. No se puede conseguir leche, no se puede conseguir carne. Hay quienes van presos por querer alimentar a su familia. Imaginen eso un segundo. Es difícil porque aquí lo tenemos todo. Ayudémoslo a ellos a levantar la voz, a que el tiempo de la dictadura acabó”.

Vidal reiteró que “esto no se trata del embargo, no queremos que intervengan militarmente, no queremos comida ni medicinas. Queremos que el comunismo se vaya por completo, que la juventud tenga una vida plena, que la gente sea feliz”.

“Mi mamá se levanta a las 5 a.m. para hacer una cola y a las 4 p.m. le dicen que ya no queda nada. Un día perdido, otro día que pasan hambre. Hombre no, eso no es vida”.

“Cuando lleguemos a D.C. vamos a protestar para hacernos sentir. Estaremos frente a la embajada cubana y la Casa Blanca. Ahora sí que seremos más, juntos todos les haremos entender que Cuba tiene que ser libre ya”, dijo Vidal.

Asimismo, Marcos Marchena, quien organizó la manifestación que se realizó en Blue Jacket Park la semana pasada, dijo que están convocando a “cubanos libres” a que “demostremos al pueblo cubano que apoyamos su llamado a la libertad realizando protestas en todo el mundo el domingo, 25 de julio de 2021”. Marchena dice que esto es “importante porque será un día antes de que la dictadura cubana obligue al pueblo a celebrar su fallida revolución comunista”, sostuvo.

Marchena celebró que los cubanos han estado haciendo manifestaciones en todo el mundo, pero dijo que “ahora aumentemos el volumen haciéndolos todos en un día”.

“Utilicen las mismas ubicaciones que ya utilizaron, elijan una hora y promuévanla”, dijo.

En un video publicado en su cuenta de Facebook dijo que “instamos a las personas amantes de la libertad de todo el mundo a unirse a nosotros”.

Otero explicó que hasta los profesionales en Cuba, “lo que hablan de que tienen educación gratis y atención médica gratis, pues sepan que los médicos, abogados, gente con educación y de los mejores en el mundo “no puedan hacer ni compra, que tengan que depender de remesas porque lo que ganan son $20 americanos al mes. En plena pandemia el gobierno decidió cambiar la moneda”, dijo Otero. “Eso impactó la economía más aun. Lo hacen para callarnos pero ya no pueden”, interrumpió Vidal.

Jennifer A. Marcial es la Sr. Content Editor de El Sentinel Orlando. La pueden contactar a 407-540-4004 o jmarcial@orlandosentinel.com.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.