Cubanos exponen el pedigrí de sus perros

LA HABANA, Cuba (AP) — Lisamineli se puso nerviosa, su pelo negro, largo —acicalado media hora por su estilista— debe soportar la espesa humedad de La Habana para impresionar a los jueces. Unos metros más allá está Tiguer, que cuida sus barbas sujetas con broches mientras llega su hora de ir a las pasarelas.

Los perros fueron arreglados con esmero y sus dueños esperan impacientes su momento, comparten recomendaciones para cuidar canes, intercambian una tacita de café o se prestan tijeras, cepillos y secadoras.

La Expocanina de Otoño de 2012 se puso en marcha el fin de semana, un evento que convocó en la ocasión a unos 250 perros —la mayoría cubanos— de 50 razas y cinco países.

"La idea es trabajar con la raza y mejorarla. Ir buscando animales de mayor calidad. Se presentan y se exponen como animales de belleza", explicó a la AP Anabel Pérez, dueña de Lisamineli, la cocker americano negra un poco tímida de pequeña nariz respingada, ojos pícaros y arreglos de pelo largo en las patitas.

Pérez, cubana de 36 años, es propietaria del criadero "Ache pa' ti" ubicado en su propia casa y trajo a varios de sus ejemplares a esta exhibición.

Por su parte, Tiguer es un shih tzu rojo y blanco, campeón juvenil de años anteriores, propiedad de Miguel López.

"Soy peluquero de humanos y se me hace fácil y me gusta arreglar los shih tzu porque requieren mucho grooming (acicalado)", explicó López, quien le quitará a su perro los broches que le protegen sus largas barbas para que los jueces puedan apreciar su belleza cuando suba a lo que los participantes llaman "el ring".

Este año viajaron a la isla perros desde México, España, Venezuela y Puerto Rico.

Los galardones no tienen premios en metálico pero los dueños se esfuerzan por mostrar que sus animales son los más calificados ejemplares de su raza.

Instalados en un parque de esta capital, algunos guarecidos del sol por tiendas de campaña y otros al aire libre, hay lánguidos galgos afganos, italianos o españoles, dálmatas y pointer ingleses; circunspectos pastores alemanes; exóticos huskys siberianos; schnauzer de varios tamaños —de los más populares entre los niños— y de rostros plegados hasta el infinito como el shar pei.

Hay también juguetones chihuahuas, curiosos beagles y gordinflones chow chow.

Los jueces designados por la Federación Cinológica de Cuba (FCC) —una ONG miembro de su homóloga internacional— fueron en esta ocasión de Nicaragua, Colombia y México.

"Este un país pequeño, pobre, pero el cubano es muy amante de los perros; se hizo un esfuerzo para lograr ejemplares de pura raza, con calidad", comentó a la AP Miguel Calvo, el presidente de la FCC, a viva voz entre ladridos de participantes. "Hemos tenido resultados continuados".

Los cubanos comenzaron a cosechar éxitos en el ambiente canino desde por lo menos ocho años atrás, indicó Calvo, pese a que muchas veces no obtienen visados para competencias en Estados Unidos debido al antiguo conflicto político entre Washington y La Habana.

Entre los principales atractivos de la exposición estuvieron una docena de bichones habaneros, perro mediano de larga cabellera clara y la única raza cubana, cuyos registros datan del siglo XVII.

"Es un perro afable con su dueño, que entra en el grupo de compañía... cariñoso y noble", aseguró Calvo. "Se parece en sí al cubano; es agradable, pero puede ser regañón", bromeó.

-----

La corresponsal Andrea Rodríguez de la AP está en Twitter como: www.twitter.com/ARodriguezAP

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK