Los cubanos en el exilio no se quedan con los brazos cruzados e intentan llevar ayuda a la isla

Un grupo de personas organizó una flota de unos 100 botes para acercarse a las costas cubanas para dejar víveres y medicinas. La Guardia Costera de EE.UU. les advirtió que puede ser peligroso y podría constituir un delito federal.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.