Cubano Yunieski González expone al Zurdo Ramírez, ¿le puede ganar a Dmitry Bivol?

·2  min de lectura

Yunieski González tuvo el coraje, pero le faltó el boxeo. El cubano cayó el sábado en la noche por nocaut técnico en el 10mo asalto ante Gilbero “Zurdo’’ Ramírez, pero en el proceso derrochó un corazón enorme y, quizá, expuso ciertas carencias del mexicano en sus deseos de ser campeón ligero pesado.

Con esta victoria, Ramírez se convirtió en retador obligatorio del ruso Dmitry Bivol por la Asociación Mundial del Boxeo, pero por lo visto en el AT&T Center de San Antonio, no queda duda de que le va a costar mucho trabajo destronar a cualquiera de los reyes en las 175 libras.

Muchos apostaban a que González, a quien todos conocen como el Monster, no iba a ir más allá de los primeros cuatro o cinco rounds y, sin duda, en ocasiones pareció que su estancia en el ring iba a ser bastante breve, pero el guerrero de Pinar del Río mostró una durabilidad increíble.

A pesar del resultado, González hizo gala de su estilo de venir adelante sin pensar en consecuencias y mostró una resistencia que frustró al mexicano, cansado de darle buenos golpes y sin lograr el resultado que esperaba, porque era el súper favorito de expertos y aficionados.

González comenzó bien el primer round y conectó un par de golpes que estremecieron y, sobre todo, sorprendieron al mexicano que quizá no esperaba ese tipo de accionar desde bien temprano y tuvo que dedicarse a sobrevivir hasta la campana.

Para el segundo round, el Zurdo hacía ajustes e incrementaba el ritmo de la acción y respondía mejor, aunque el cubano seguía lanzando verdaderos bombazos que el azteca esquivaba como podía, pero ya con mejor aplomo y dominó del cuadrilátero.

En el tercero llegaba una penalidad por agarrar que realmente no tenía mérito, porque el árbitro en ningún momento hizo alguna advertencia y que pudo alterar de manera momentánea el curso de la acción y que de, alguna manera, cambió la marea a favor del mexicano.

González sobrevivió a duras penas en el cuarto asalto, pero de alguna manera se mantuvo en pie, resistiendo los embates de Ramírez y devolviendo cuando podía algún que otro golpe, recordándole al favorito que su poder no era cosa para tomar a la ligera.

Finalmente, el ataque final en el 10mo round encontró a un González ya incapacitado para resistir y defenderse, de forma que el tercer hombre en ring decidió intervenir y poner punto final a una pelea que capitalizó la última cartelera de DAZN en la temporada.

Ahora vendrán los análisis de la futura pelea entre Ramírez y Bivol, o contra Artur Beterbiev o el propio Saúl “Canelo’’ Álvarez, pero el Zurdo quedó expuesto en ciertas áreas, como la defensa, que deberá mejorar mucho si es que desea mantener vivas sus ilusiones de coronación en la categoría.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.