El cubano Arozarena se une al legendario Jeter y sigue haciendo historia

Agencia EFE
·3  min de lectura

Arlington (EE.UU.), 21 oct (EFE).- El toletero novato, el cubano Randy Arozarena volvió a ser importante en el triunfo que consiguió este miércoles su equipo de los Rays de Tampa Bay por 6-4 frente los Dodgers de Los Angeles en el Segundo Partido de la Serie Mundial, que ahora se encuentra empatada (1-1) al mejor de siete.

Si la pasada semana, Arozarena ya hizo historia al ser el primer pelotero de posición novato en ser nombrado Jugador Más Valioso (MVP) de una serie de postemporada, siendo elegido en la Serie de Campeonato de la Liga Americana frente a los Astros de Houston, esta noche siguió por el camino del protagonismo y las marcas.

Arozarena, que ocupó la posición de jardinero izquierdo, pegó su imparable número 22 de esta postemporada, empatando en el primer lugar al Salón de la Fama Derek Jeter (Yanquis de Nueva York de 1996) por la mayor cantidad para un novato en un año de playoffs/Serie Mundial.

El imparable de Arozarena fue en la octava entrada, un sencillo dentro del cuadro frente al relevista zurdo Jake McGee que fue producto de un rodado suave por la raya de la tercera base.

El antesalista Justin Turner fildeó el batazo, pero no tenía posibilidades de tirar a primera a tiempo y hacerle "out" al guardabosque de 25 años, que posee una gran velocidad en sus piernas.

Además, Arozarena superó al venezolano Pablo Sandoval (47, Gigantes de San Francisco del 2012), al dominicano Albert Pujols (47, Cardenales de San Luis del 2011), al puertorriqueño Carlos Beltrán (47, Astros del 2004) y a Troy Glaus (47, Angelinos de Anaheim del 2002) por el segundo mayor total de bases alcanzadas en una postemporada.

Con 48 en estos playoffs/Serie Mundial, Arozarena se encuentra a dos del récord de todos los tiempos en una postemporada, que está en manos de David Freese (50, Cardenales del 2011).

Mientras que con sus siete jonrones en esta postemporada, Arozarena se encuentra, junto a Corey Seager (Dodgers), a uno del récord de ocho para un año de playoffs/Serie Mundial que pertenece a tres bateadores: El dominicano Nelson Cruz (Vigilantes de Texas del 2011), Beltrán (Astros del 2004) y Barry Bonds (Gigantes del 2002).

"Todos esas marcas, de las que no tengo control, y que tal vez pueda superar, quedan en un segundo lugar y esta noche lo único importante es que conseguimos una importante victoria que nos ayuda a seguir en la lucha por el título de campeones, que es el gran objetivo que tenemos todos como equipo", comentó Arozarena al concluir el partido.

Arozarena destacó que el triunfo tenía doble valor ya que era el primero en la Serie Mundial y además demostraba que dentro del equipo había capacidad de reacción después que sufrieron la derrota en el partido inaugural del Clásico de Otoño.

El toletero cubano aunque se fue de 3-1, sin anotación ni carrera impulsada, recibió dos bases por bolas y no fue retirado por la vía del ponche, lo que hizo que sus compañeros en el orden de bateo tuviesen más oportunidades de hacerle daño a los lanzadores de los Dodgers como así sucedió.

Incluido el jardinero derecho dominicano Manuel Margot que tuvo de 3-2 con anotación.

(c) Agencia EFE