Un cubano "acabado de llegar" a Miami deja como nuevo un auto que iba al desguace

Miami, 10 mar (EFE).- Un cubano llegado hace año y medio a Miami desde la isla dio una lección a propios y extraños al dejar como nuevo un automóvil que iba para el desguace, según muestran las fotografías del antes y el después que publicó con orgullo en las redes sociales y han desatado numerosos comentarios.

Las fotos sobre la hazaña de Yasser Blanco, "El loco del tornillo de banco", fueron colgadas en la página de Facebook "Amigos del Motor" pero han llegado también a medios locales.

"Voy a dejar estas fotos por aquí pero primero quisiera hacer esta pequeña anécdota", comienza diciendo Blanco en el grupo público "Amigos del Motor", donde cubanos de dentro y fuera de la isla comparten experiencias y consejos sobre cómo reparar automóviles.

"La cuestión es que dicho carrito lo iban a vender para chatarra por 200 (dólares) y yo dije asombrado: 'En serio, na, ustedes se están burlando de mí porque estoy acabado de llegar', bueno, pues resulta ser que tanto di que mi familia me regaló el carro pero no sin antes decirme loco", narra Blanco.

Un familiar suyo había chocado el auto el mismo día que el cubano arribó a Miami, el 7 de julio de 2019, y Blanco pensó que podía repararlo, ante el asombro de los suyos que no se cansaban de decirle: "aquí no se estila eso", explicó en la red social.

Para sus amigos en la isla, Blanco muestra el antes y el después, así como también detalles del proceso de chapa y pintura de un Ford Explorer del 2006 que hubiera ido directo al desguace, según las imágenes que muestra el cubano.

"Como todo buen cubano tarequeador de riquimbilis y almendrones (en referencia a los autos antiguos estadounidenses que ruedan todavía en Cuba), decidí después de tenerlo tres meses bajo un árbol meterle mano y lograr mi resultado", continúa explicando.

"No sé si esté bien para unos y mal para otros, pero para mí siempre será el mejor porque fue el #1 que hice", dice con humildad en espera de una respuesta.

Blanco, actualmente enfrascado en otros "proyecticos" de este tipo, como le llama a sus habilidades de chapista, ha declarado "oficialmente 2021 el año del tornillo de banco", aludiendo a esa herramienta tan necesaria en cualquier taller del mundo.

"Es difícil empezar, pero qué satisfacción da el trabajo realizado con tus manos. Gracias por esta oportunidad que me ha dado la vida por hacer lo que me gusta", escribió este miércoles en Facebook.

(c) Agencia EFE