Cubana que huyó de su país en una moto acuática hacia EE.UU. fue repatriada

·4  min de lectura

Miami, 18 may (EFE).- Una cubana que huyó de su país en una moto acuática y recibió el apoyo de una organización del exilio y de un familiar en Miami (EE.UU.) para evitar su deportación por ser "perseguida", finalmente fue repatriada, confirmaron este martes a Efe allegados a la mujer.

"No le dieron chance (oportunidad) de miedo creíble", indicó Luis Manuel Borges, hermano de crianza de Yanet Bitón Santamaría, que hace pocos días arribó a Florida a bordo de una moto acuática y fue repatriada el viernes pasado junto a otros 21 cubanos.

Con "miedo creíble" Borges se refirió al recurso que contempla el Gobierno de Estados Unidos para que quienes alegan que no pueden regresar a su país de origen porque son perseguidos o abusados puedan demostrarlo en una entrevista con las autoridades migratorias, en el marco de una solicitud de asilo.

En Cuba, dice Borges, "la tienen chequeada y no la dejan hablar por teléfono". "(Llegó) escapando porque ella allá es perseguida por colaborar conmigo" en una denuncia al sistema carcelario en la isla, agregó.

Bitón, que tiene 32 años y una hija menor de edad, se encuentra en cuarentena en las instalaciones de un instituto pedagógico de la provincia de Pinar del Río (oeste), donde afirma estar "vigilada" por las autoridades policiales, relató Borges.

"Allá la obligaron a hacer un video desmintiendo todo y la llevaron esposada. Le dijeron que le van a echar entre 10 y 15 años" de cárcel, añadió.

Borges, que afirma cumplió "12 años 7 meses y 17 días" de prisión en Cuba por intentar sacar ilegalmente del país a su madre, denunció que Bitón es perseguida en Cuba por haber colaborado con él en una denuncia contra las prisiones y que decidió abandonar la isla porque "no encuentra trabajo".

El cubano dice poseer 40 horas de grabaciones donde expone mala atención médica, mala alimentación y falta de higiene en las cárceles donde estuvo.

"DISPARIDAD" DE DATOS SOBRE ENTREVISTAS DE MIEDO CREÍBLE

Ramón Saúl Sánchez, líder del Movimiento Democracia del exilio cubano en Miami, dijo hoy a Efe que su organización desde "hace tiempo" le ha solicitado a las autoridades estadounidense datos sobre los cubanos detenidos en el mar a los que se les realizan entrevistas de miedo creíble.

"Continuamos pidiéndole respetuosamente al Gobierno de Estados Unidos que haga accesible los récords del debido procedimiento que deben llevar a cabo sobre entrevistas de miedo creíble a bordo de los escampavías", señaló Sánchez.

"En este caso, esa muchacha fue repatriada a Cuba y obviamente no se le dio la oportunidad de ese proceso", añadió el líder del grupo, quien confirmó la devolución de Bitón a la isla.

Según su opinión, existe "una disparidad enorme" entre los datos oficiales sobre cubanos que entran al país por la frontera terrestre y los que lo hacen por mar.

"No queremos poner en duda la palabra de los guardacostas, a quienes respeto mucho por su trabajo, pero como organización hemos entrevistado a miembros de grupos opositores que han huido de Cuba y han sido repatriados", expuso.

"Cuando pasan la entrevista son llevadas a (la base naval estadounidense de) Guantánamo, para luego ser enviados a un tercer país. Y no se saben esos datos; sería una manera de medir si están dando esas entrevistas", explicó.

Sánchez recordó el caso de 24 migrantes cubanos que en 2016 se refugiaron en el faro American Shoal Light, cerca de los Cayos de la Florida, para evitar ser capturados por la Guardia Costera y regresados a Cuba.

"Como Movimiento llevamos el caso a la corte y el Gobierno negoció con nosotros y les dio una nueva entrevista de miedo creíble. Fueron finalmente enviados a Australia, donde viven libres hoy", zanjó.

Sánchez señaló que "hay un incremento alarmante de balseros producto de la crisis económica y pandémica, pero también de la represión que existe en Cuba".

Veintinueve inmigrantes cubanos que viajaban en una precaria embarcación fueron interceptados el lunes por las autoridades estadounidenses en los Cayos de Florida, y 24 de ellos fueron puestos bajo custodia de la Patrulla Fronteriza, informó hoy esta agencia federal.

De acuerdo con los datos más recientes suministrados por las autoridades estadounidenses, desde el 1 de octubre de 2020 la Guardia Costera ha interceptado a 228 cubanos en comparación con los 49 interceptados en todo el año fiscal de 2020.

La puerta de entrada de cubanos sin permisos legales a EE.UU. estuvo abierta hasta el 12 de enero de 2017, cuando el entonces presidente Barack Obama les retiró los beneficios migratorios al cancelar por orden ejecutiva la denominada política de "pies secos/pies mojados".

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.