Cubadebate, medio oficial del gobierno, critica a las autoridades por la escasez de pan

·2  min de lectura
Ramón Espinosa/AP

El medio oficial cubano Cubadebate criticó este miércoles en un inusual artículo la falta de respuesta de las autoridades del sector alimentario estatal ante la escasez de pan en todo el país y los altos precios.

El reportaje, titulado “El pan nuestro… ¿de cada día?” recoge entrevistas a varias personas que coinciden en que “no solo es mala la calidad del producto, sino que, en ocasiones, no alcanzan a comprar la cuota de panes asignados por núcleo familiar en las bodegas”.

“Llevar dicho alimento a la mesa se ha vuelto una odisea para los cubanos, una vez más”, aseguró Cubadebate, que además criticó que “el pan se ve cada vez menos y (es) cada vez más caro”.

La publicación añadió que no había recibido respuesta aún a la solicitud hecha al departamento de Comunicación del Ministerio de la Industria Alimentaria para realizar entrevistas a encargados de la Cadena Cubana del Pan.

El Gobierno cubano admitió el mes pasado que había dificultades para importar harina de trigo, pero aseguró una distribución limitada en las panaderías estatales y a través de la libreta de abastecimiento, un sistema de reparto estatal a precios fijos subvencionados.

El medio reconoció entre las causas del desabastecimiento “las limitaciones financieras del país”, además de señalar “el recrudecimiento del bloqueo”, por las sanciones de Estados Unidos y la actual crisis logística internacional.

En el caso de La Habana, el Gobierno provincial reconoció atrasos en la importación de trigo y harina, además de subrayar “los altos precios que tienen hoy en el mercado los servicios marítimos”, según el diario oficial Granma.

El coordinador del Gobierno habanero, Julio Martínez, afirmó que garantizaban “la canasta familiar normada (a precios fijos subvencionados), la población penal y un nivel para Salud Pública, los niños sin amparo familiar, hogares de ancianos, hospitales siquiátricos y el de la Cadena Cubana del Pan”.

“Sin embargo, la situación sí afecta la distribución de pan de consumo social de un grupo de organismos, el de la Gastronomía y de Educación”, añadió.

La crisis con la distribución del pan se produce en medio de una grave crisis económica, que dura ya más de dos años, y caracterizada por el desabastecimiento general de productos básicos y una fuerte inflación.

Cuba importa cerca del 80% de los alimentos que consume, según Naciones Unidas.