Cuba dice estar sorprendida e irritada ante nueva acusación de EEUU sobre terrorismo

·3  min de lectura
Hombres trabajan en un monumento frente a la Embajada de Estados Unidos en La Habana, Cuba.

Por Marc Frank

LA HABANA (Reuters) - Cuba acusó el martes al gobierno estadounidense de Joe Biden de continuar aplicando las políticas de su predecesor Donald Trump, luego de que este anunció que la isla caribeña se mantiene en la lista de países que no cooperan plenamente en la lucha contra el terrorismo.

"Por la presente, determino y certifico al Congreso que los siguientes países no están cooperando plenamente con los esfuerzos antiterroristas de Estados Unidos: Irán, Corea del Norte, Siria, Venezuela y Cuba", dijo Anthony Blinken, secretario de Estado de Estados Unidos.

La nota fue firmada por Blinken el 14 de mayo, pero no se conoció hasta el martes.

El ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez, reaccionó de inmediato en un tweeter: "Sorprende e irrita la calumnia y que aplique la política de Trump y sus 243 medidas de bloqueo", en alusión al embargo comercial recrudecido contra la isla por la administración repúblicana.

Cuando se le pidió que explicara la decisión, un representante del Departamento de Estado estadounidense dijo el martes: "Al tomar la determinación anual de 'no cooperar plenamente', realizamos una revisión general del nivel de cooperación de un país en nuestros esfuerzos para luchar contra el terrorismo".

El representante del Departamento de Estado añadió que la decisión se tomó en virtud de una "autoridad estatutaria distinta" a la de los estados patrocinadores del terrorismo.

El demócrata Biden había prometido durante su campaña revertir los cambios de política de Trump que "han infligido daño al pueblo cubano y no han hecho nada para promover la democracia y los derechos humanos" en la isla.

Biden, quien fue vicepresidente durante el mandato del exmandatario Barack Obama, acordó una distensión histórica con el entonces presidente de Cuba, Raúl Castro.

Quienes apoyaron la distensión dentro y fuera de la isla caribeña tenían grandes esperanzas de que Biden revirtiera rápidamente la política de Trump, pero su administración ha dicho que un cambio en la política hacia Cuba no está entre sus principales prioridades de política exterior.

Trump retornó a Cuba a la lista de naciones patrocinadoras del terrorismo justo antes de dejar el cargo, una designación que la administración Biden ha dicho que está revisando.

"Esto es extraño, ya que Cuba ya está en la lista de partidarios estatales del terrorismo, lo que obviamente es una designación más severa que la de no cooperar", dijo William LeoGrande, profesor de gobierno en la American University.

Sin embargo, numerosos expertos dijeron que era una señal más de que Biden no era Obama cuando se trata del tema de Cuba. Ambas naciones restablecieron sus nexos diplomáticos formales en julio de 2015 con la apertura de embajadas en Washingon y La Habana, pero han quedado congelados luego de las sanciones de Trump.

"Biden ha estado gran parte inactivo y en silencio sobre la política hacia Cuba, lo que indica una falta de cambio en la postura de Trump", dijo Andrew Zimbalist, experto en Cuba del Smith College en Estados Unidos.

"Que yo sepa, este es el primer paso político proactivo y, por lo tanto, parece ser un presagio de un no retorno al compromiso de Obama", agregó.

(Reporte de Marc Frank. Escrito por Nelson Acosta; Editado por Javier López de Lérida)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.