Cuba rechaza las críticas de EE.UU. a los juicios por las protestas del 11 de julio

·2  min de lectura

La Habana, 28 abr (EFE).- El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, cargó este jueves contra la "actitud injerencista", "provocativa" y manipuladora de las críticas de Estados Unidos al sistema judicial del país por los procesos tras las protestas del 11 de julio del año pasado.

Al intervenir en el pleno del Comité Central del Partido Comunista de Cuba (PCC, único legal), Díaz-Canel habló de una manipulación que trata de "crear brechas en asuntos tan sensibles y prioritarios para la nación como la familia y los derechos humanos", según recogió la agencia estatal cubana Prensa Latina.

"Nuestro sistema judicial está enfocado en la reeducación y reinserción en la sociedad de aquellos que cometen delito, porque en él priman el humanismo y el respeto por el ser humano", afirmó.

Díaz-Canel subrayó que los manifestantes imputados están siendo procesados conforme a la ley y que los juicios se han llevado a cabo "con todas las garantías y bajo total limpieza y transparencia".

El presidente se preguntó "por qué interesan tanto estos juicios en Cuba", pero no las desapariciones de líderes sociales, los asesinatos de periodistas, los abusos policiales, los centros de tortura clandestinos y las acciones de paramilitares en otros países.

Condenó además el uso de noticias falsas y mensajes de odio en redes sociales, y denunció "presiones" para que familiares e intelectuales se pronuncien públicamente contra los juicios del 11 de julio.

Se trata de la segunda ocasión en menos de una semana en la que Díaz-Canel aborda estos controvertidos procesos judiciales, tras la entrevista radiofónica que ofreció el pasado sábado.

En esa ocasión, tachó de "mentira" que por las protestas del 11 de julio estén en prisión menores de 16 años y que se encarcelase a personas por criticar a la revolución.

Según la Fiscalía General de Cuba, un total de 790 personas han sido procesadas por las protestas del 11 de julio, de los que 55 tienen entre 16 y 17 años. La edad mínima penal en Cuba son los 16.

Además, agregó la Fiscalía, se les aplicó "el procedimiento legal establecido" a 27 niños de menos de 16 años. Diez fueron internados en escuelas de formación integral y de conducta y a 17 recibieron "atención individualizada" en su propia escuela.

La ONG Prisoners Defenders, por su parte, aseguró en su último recuento que a finales de marzo había en las cárceles cubanas 891 personas por las protestas del 11 de julio y que ha registrado medidas contra al menos 26 adolescentes de entre 14 y 17 años.

EE.UU. y la Unión Europea, así como ONG cubanas e internacionales, han denunciado irregularidades en los juicios y criticado las altas condenas de cárcel, que en ocasiones han llegado a los 30 años.

El pasado 11 de julio se produjeron en Cuba las mayores protestas antigubernamentales en décadas, unas manifestaciones que tuvieron como principal causa la grave crisis económica que atraviesa el país.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.