Cuba ratifica ante sus acreedores estatales la disposición a cumplir sus compromisos

La Habana, 30 ago (EFE).- El Gobierno de Cuba ratificó este miércoles ante sus acreedores en el Club de París (organismo de negociación formado por Estados) su disposición a cumplir sus compromisos financieros a pesar de la aguda crisis económica que atraviesa el país, informaron medios oficiales de la isla.

Éste fue el principal mensaje que transmitió el viceprimer ministro de Cuba y titular de Comercio Exterior e Inversión Extranjera, Ricardo Cabrisas, a William Roos y Fabien Bertho, copresidente y secretario del Club de París, respectivamente, en la primera de dos sesiones de trabajo en La Habana.

Según reportó la Agencia Cubana de Noticias (ACN), el principal negociador de la deuda externa de Cuba explicó que la compleja situación económica y financiera de la isla se ha agudizado por el recrudecimiento de las sanciones de Estados Unidos.

A esto se añade, agregó Cabrisas, la inclusión de Cuba en la lista de países patrocinadores del terrorismo de Washington, que obstaculiza el acceso de La Habana a fuentes de financiamiento e inversiones extranjeras, cuando la isla "necesita divisas para su desarrollo económico y social", así como para "cumplir sus obligaciones".

El viceprimer ministro cubano recordó que periódicamente se revisa el acuerdo firmado en 2015 con el Club de París para reordenar la deuda cubana a corto y mediano plazo de La Habana con 14 Estados, entre ellos España, Francia y Japón.

Por este pacto se le condonó a Cuba 8.500 millones de dólares (7.840 millones de euros) de una deuda total de 11.000 millones, con el compromiso de pagar en plazos el importe restante hasta 2023.

Sin embargo, el país caribeño incumplió parcialmente sus obligaciones en 2019, y en 2020, ya en plena crisis económica, La Habana se declaró incapaz de satisfacer el pago correspondiente.

Por ello el Gobierno de Cuba solicitó una moratoria de dos años para un total de unos 200 millones en pagos atrasados al Club de París, que aceptó solo un año con la posibilidad de renegociar.

Roos dijo en declaraciones a medios cubanos que existe "comprensión" hacia las dificultades que tiene la isla, por lo que pidió "la mayor información posible" y propuso establecer un nuevo calendario de acuerdo con la capacidad de pago de Cuba, y de esa manera trabajar de conjunto en encontrar una solución.

Los representantes del Club de París tienen previsto en la próxima jornada revisar la marcha de los proyectos de colaboración bilateral, con financiación de la Agencia Francesa de Desarrollo y el llamado Fondo Contravalor Franco-Cubano en las áreas de la biotecnología y del transporte.

En junio de 2022, Cuba había ratificado su compromiso de cumplir con las obligaciones financieras en una reunión en la capital francesa con representantes de los 14 países acreedores miembros del grupo, en la que se evaluó la marcha del reordenamiento de los pagos de la deuda, pactado el año anterior.

Cuba sufre desde hace más de los últimos dos años una profunda crisis económica por la combinación de los efectos de la pandemia, el endurecimiento de las sanciones de EE.UU. y los errores en la política económica nacional.

Ello se traduce en una profunda escasez de productos básicos (alimentos, medicinas, combustible), una elevada inflación y la dolarización parcial de la economía.

(c) Agencia EFE