Cuba: el presidente Raúl Castro justificó la pena de muerte

Más destacado

SANTIAGO DE CHILE.- El presidente de Cuba, Raúl Castro, justificó hoy la existencia de la pena de muerte en su país y pidió "una arquitectura regional propia" en la cumbre de la Celac en Chile .

"Nuestras leyes permiten la pena de muerte. Está suspendida, pero ahí está de reserva, porque una vez la suspendimos y lo único que hicimos con ello fue estimular las agresiones y los sabotajes", evocó Castro ante los mandatarios latinoamericanos.

El mandatario, en un discurso improvisado, dijo que esa sanción legal debe ser parte de una guerra "a sangre y fuego" contra el narcotráfico, destacando que en Cuba ese problema es inexistente.

Castro, quien este lunes asume la presidencia pro témpore de la Celac , pidió además que la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) forje una integración propia.

Sobre los mismo, advirtió que "las amenazas a la paz son crecientes" y que continúa la injerencia de las transnacionales en la región.

"Sin nuestra unidad sería posible", remarcó el líder cubano, quien asumió la presidencia de Celac simbólicamente en el 160 aniversario del natalicio de José Martí, libertador de Cuba.

Raúl Castro, quien trató a su hermano Fidel como su "jefe", homenajeó en su intervención también el "extraordinario liderazgo" del presidente venezolano, Hugo Chávez.

"Desde aquí le reiteramos nuestro afecto, respeto y admiración", manifestó Castro a la figura de Chávez, quien convalece en La Habana de la cuarta operación a la que sometió el 11 de diciembre por el cáncer que padece.

El presidente cubano denunció además que Chávez y su gobierno se enfrentan a una "continua campaña del Imperio", en referencia a Estados Unidos. "(Los dirigentes chavistas) están dando un ejemplo de lealtad, convicción y seguridad", aseguró.

Castro, quien este lunes asume la presidencia pro témpore de la Celac, pidió además que la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) forje una integración propiaEl líder cubano, de 81 años, defendió luego la Celac como un espacio diverso pero común, que a su juicio permite a la región avanzar en su "independencia" y en el control de sus recursos.

Recordó no obstante que la pobreza sigue siendo un problema en la región. "No podemos olvidar que 170 millones de latinoamericanos y caribeños viven en la pobreza", señaló.

Por otro lado, Castro responsabilizó a los países desarrollados de los graves problemas actuales que enfrenta la humanidad.

"El orden económico internacional es injusto y excluyente, atrapado en una crisis global a la que, por ahora, no se vislumbra solución. El cambio climático avanza inexorable ante la falta de voluntad política de los gobiernos de los países desarrollados", dijo.

Agencias DPA y EFE

Cargando...