Cuba planea reabrir sus fronteras en noviembre

·3  min de lectura

LA HABANA (AP) — Cuba planea reabrir sus fronteras paulatinamente a partir del 15 de noviembre al tiempo que flexibilizará los protocolos sanitarios contra el nuevo coronavirus, dijeron las autoridades de la isla.

No se exigirá test de PCR a los viajeros a su arribo y se reconocerán los certificados de vacunación de sus países de origen.

La vigilancia se enfocará en los pacientes sintomáticos, se realizarán pruebas aleatorias y se tomará la temperatura, informó una nota del Ministerio de Turismo entregada al periódico oficial Granma.

La decisión, explicó el rotativo, se tomó “teniendo en cuenta el avance en el proceso de vacunación en Cuba, su efectividad demostrada y la perspectiva de que más del 90% de toda la población concluirá los calendarios de vacunación en noviembre”. Además, se producirá una apertura gradual del mercado interno turístico “en correspondencia con los indicadores epidemiológicos de cada territorio”.

Cuba, que mantuvo un nivel de COVID-19 controlado en 2020 con regiones completas sin contagios por semanas, enfrenta este año un rebrote que no logró ser estabilizado por meses.

La llegada de la variante Delta y una flexibilización -luego revertida- a fines del año pasado incrementaron los casos positivos y llevaron casi al colapso al sistema de salud en algunas provincias como Matanzas, Ciego de Ávila y ahora Pinar del Río, Holguín y Cienfuegos.

El lunes el Ministerio de Salud de la isla informó que a la fecha se han reportado casi 697. 000 casos positivos de COVID-19 de los cuales fallecieron 5.788.

El rebrote obligó a cerrar escuelas, limitar el transporte, imponer toques de queda, suspender la operación de aeropuertos y tiene prácticamente paralizada la economía, que sufrió un retroceso de 11% en 2020.

Paralelamente las autoridades sanitarias comenzaron este lunes en la provincia de Cienfuegos una campaña nacional para vacunar a la población pediátrica entre dos y 11 años con Soberana 02, informó el portal oficial Cubadebate.

“Todos los niños entre dos y 18 años van a tener puesta su primera dosis en el mes de septiembre, ya sea con Soberana 02 o con Abdala”, dijo a ese medio de prensa Yuri Valdez Balbín, del Instituto Finlay.

Este fin de semana también comenzaron a vacunarse jóvenes comprendidos entre los 11 y 18 años, quienes recibieron Abdala.

Cuba desarrolló tres vacunas propias y las autoridades aseguran que su eficacia es superior a 90%. Aun no cuentan con respaldo de la Organización Mundial de la Salud aunque ya se inició ese trámite.

Los inmunizantes cubanos son Soberana 02 y Soberana Plus del Instituto Finlay --que se ponen en un esquema de dos dosis de la primera y la últimas de la segunda--; y Abdala del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología. La población estuvo recibiendo ambos productos según las zonas o la disponibilidad.

Las autoridades dispusieron que a partir de este lunes comenzaran las clases --previstas inicialmente como presenciales-- mediante televisión pública, mientras se espera que las aulas se reabran en la medida en que los niños y jóvenes sean vacunados.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.