Cuba no quiere al coronavirus de pasajero en sus viejos convertibles

Dionis acaba de frotar con cloro el interior de su Chevrolet del 54. Mientras varios países cierran fronteras por el coronavirus, él se alista para pasear visitantes por una Cuba aún abierta al turismo. Pero no quiere a la pandemia de copiloto.