Cuba inicia una campaña por los 60 años del discurso de Fidel a intelectuales

Agencia EFE
·3  min de lectura

La Habana, 10 feb (EFE).- En plena polémica por las desavenencias entre el Gobierno y artistas opositores que exigen más libertad de expresión, Cuba inició una campaña para conmemorar el 60 aniversario del encuentro con intelectuales de Fidel Castro y su posterior discurso en el que les pidió dedicar su vida y obra a la Revolución.

"Dentro de la Revolución todo, contra la Revolución nada" es la frase más conocida del discurso "Palabras a los intelectuales" pronunciado en junio de 1961 por Castro, que invitaba a los creadores a dedicar su vida y su obra al entonces naciente sistema socialista cubano y anunciaba su intención de "renunciar" a aquellos "reaccionarios" y "contrarrevolucionarios".

Acompañado de un grupo de artistas con posturas políticas afines, el ministro de Cultura de Cuba, Alpidio Alonso, recuperó este miércoles la famosa frase del fallecido líder de la Revolución para inaugurar el programa conmemorativo de su histórico encuentro de tres días con los intelectuales.

"Instituciones y creadores estaremos inmersos en la realización de un gran plan de acciones culturales que quiere estar a la altura de esta celebración y que encontrará escenarios en instituciones y espacios diversos en todas las provincias del país", anunció Alonso.

El ministro aludió en múltiples ocasiones a la voluntad del Estado cubano de entablar un diálogo "franco, honesto y transparente" y aceptar "la confrontación de ideas", si bien insistió en la teoría de su Gobierno de que existe una campaña financiada desde el exterior con "esfuerzos y los recursos millonarios" para "utilizar la cultura con fines subversivos contra la Revolución".

En los pasados meses varios grupos de artistas, activistas e intelectuales cubanos protagonizaron protestas pacíficas para exigir al Gobierno más libertad de expresión y creación.

Ambas partes se comprometieron a dialogar el pasado noviembre pero las conversaciones se han estancado, ya que los artistas denuncian acoso policial y arrestos arbitrarios, mientras las autoridades acusan a algunos de ellos de ser "mercenarios" a sueldo de Estados Unidos.

El movimiento 27N, como se autodenominan los activistas que salieron a la calle el pasado 27 de noviembre en una protesta inédita, ha planteado al Gobierno cubano uno de los mayores desafíos de las últimas décadas en el ámbito cultural, al poner sobre la mesa el debate de hasta qué punto se puede criticar el sistema desde el arte, el cine o la literatura.

El ministro aludió hoy reiteradamente a las nuevas generaciones de artistas que comparten las ideas expresadas por Castro en su discurso, que según el ministro son "mayoría".

Así, acompañaron al titular de Cultura no solo funcionarios de instituciones culturales y creadores como el escritor Miguel Barnet -que estuvo presente en el discurso de 1961- sino también jóvenes intelectuales como la poetisa y ensayista Giselle Lucía Navarro.

"Estamos desarrollando esta campaña no para celebrar un discurso sino un diálogo, un vínculo que debe existir siempre entre los jóvenes y las instituciones del país, porque las instituciones deben representar a los jóvenes", explicó a Efe la escritora de 25 años.

(c) Agencia EFE