Cuba es excluida de la próxima Cumbre de las Américas, dice ministro cubano

·5  min de lectura
Pablo Martínez Monsiváis / AP

La administración de Joe Biden ha excluido a Cuba de los preparativos previos a la próxima Cumbre de las Américas en Los Ángeles y no invitará a los representantes de la isla al evento, dijo el lunes el canciller cubano.

“El gobierno de Estados Unidos engaña a la opinión pública y a los gobiernos del hemisferio diciendo que aún no ha decidido sobre las invitaciones”, dijo Bruno Rodríguez en una rueda de prensa en la que instó al secretario de Estado Antony Blinken a revelar si Cuba sería invitada o no al evento.

“Debo denunciar que el gobierno de Estados Unidos ha decidido excluir a la República de Cuba de los preparativos de la novena Cumbre de las Américas y que ejerce en estos momentos presiones extremas sobre numerosos gobiernos de la región que en privado y con respeto se oponen a dicha exclusión”, expresó.

El país sede de la Cumbre “no tiene derecho a imponer exclusiones”, recalcó el ministro.

Una portavoz del Consejo de Seguridad Nacional dijo que “no se han emitido invitaciones desde la Casa Blanca en este momento”.

A principios de este año, un funcionario de alto rango de la administración insinuó que Cuba, Nicaragua y representantes del régimen de Nicolás Maduro en Venezuela no serían invitados a la mayor reunión regional de líderes hemisféricos que tendrá lugar en junio.

“Creo que la suposición operativa es que esperamos dar la bienvenida a la cumbre a los líderes democráticamente elegidos de la Organización de los Estados Americanos”, dijo el funcionario.

Cuba no es miembro activo de la OEA pero fue invitada a asistir a las dos últimas cumbres en Panamá y Perú.

El asiento de Venezuela en la organización hemisférica lo ocupa un representante del gobierno de oposición encabezado por Juan Guaidó, a quien Estados Unidos y otros miembros reconocen como la autoridad legítima en el país sudamericano.

El domingo, el gobierno de Nicaragua cerró la oficina de la OEA en el país y el canciller Denis Moncada dijo que Nicaragua ya no formaba parte de la “diabólica” organización. Aún así, la OEA respondió que el retiro no se haría efectivo hasta el próximo año.

Rodríguez, el ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, dijo que un acuerdo para lograr que la OEA “certifique todas las elecciones” en el hemisferio fue una de las propuestas discutidas en relación con la Cumbre. El Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca y el Departamento de Estado no respondieron de inmediato a un correo electrónico en busca de más detalles sobre la supuesta propuesta.

Rodríguez también cuestionó si representantes de la sociedad civil cubana serían invitados y si se les otorgará visas para asistir a un evento paralelo a la Cumbre. Representantes de organizaciones patrocinadas por el gobierno en Cuba interrumpieron una sesión del evento de la sociedad civil durante la Cumbre de 2018 en Lima, Perú, gritando “abajo la gusanera”, porque miembros de la oposición cubana estaban presentes. La delegación de la sociedad civil respaldada por el gobierno cubano también realizó varios “actos de repudio” contra los disidentes que asistieron a la Cumbre de Panamá de 2015.

El ministro cubano también criticó un acuerdo migratorio regional que funcionarios estadounidenses y panameños dijeron recientemente que se espera sea adoptado en la Cumbre, calificándolo de “racista” y “a espaldas de la opinión pública”.

El ministro lamentó lo que calificó de “doble rasero” en las políticas migratorias de Estados Unidos hacia Cuba. Dijo que una reunión la semana pasada para discutir el tema fue “positiva”, pero cuestionó por qué la administración no ha reanudado completamente los servicios consulares en La Habana, obligando a los cubanos que quieren emigrar a viajar a Guayana para obtener sus visas.

Los servicios consulares están suspendidos desde 2017 debido a los misterioros incidentes relacionados con el síndrome de La Habana. La embajada de Estados Unidos en La Habana dijo que comenzaría a emitir algunas visas de inmigrantes en mayo de manera “muy limitada”.

Representantes de ambos países se reunieron en Washington la semana pasada para discutir la migración por primera vez desde 2018, ya que más de 78,000 cubanos han llegado a la frontera con México en los últimos seis meses.

Rodríguez dijo que los dos gobiernos se comprometieron durante la reunión a honrar los acuerdos migratorios que se firmaron en la década de 1990 en virtud de los cuales Estados Unidos emitiría anualmente 20,000 visas de inmigrantes a ciudadanos cubanos. Pero preguntó durante la conferencia de prensa cuándo las autoridades estadounidenses comenzarían a emitir las visas, lo que sugiere que no se acordó una fecha.

El viernes, la subsecretaria adjunta del Departamento de Estado, Emily Mendrala, tampoco respondió a las preguntas de los periodistas sobre los resultados concretos de la reunión. El Departamento de Estado calificó el encuentro como un ejemplo de “discusión constructiva” con Cuba.

Durante la conferencia del lunes, Rodríguez repitió las afirmaciones del gobierno cubano de que el embargo de Estados Unidos es la “causa fundamental” de los problemas económicos de la isla, lo que en última instancia ha conducido a la actual crisis migratoria. El ministro dijo que las políticas “cínicas” de Estados Unidos fomentaban la “migración ilegal” —su tono en contraste con el de Carlos Fernández de Cossío, el diplomático cubano que encabezó la delegación que asistió a las conversaciones en D.C. la semana pasada.

Fernández de Cossío, viceministro de Relaciones Exteriores, dijo a Associated Press que la reunión podría ser una señal de una mejoría en las relaciones bajo Joe Biden.

“Parecen comprometidos. Ratificaron que están comprometidos con los acuerdos vigentes”, dijo Fernández de Cossío. “Así que no tenemos motivos para desconfiar de lo que dicen, pero el tiempo lo dirá”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.