Cuba abre espacio a nueva generación en el gobierno, sin renunciar al socialismo

Carlos BATISTA
1 / 3

El presidente cubano, Miguel Díaz Canel (2ºD) se une en brazos con el líder del Partido Comunista, Raúl Castro, durante la celebración del 66º aniversario del asalto al Cuartel Moncada, el 26 de julio de 2019, en la provincia de Granma

El presidente cubano, Miguel Díaz Canel (2ºD) se une en brazos con el líder del Partido Comunista, Raúl Castro, durante la celebración del 66º aniversario del asalto al Cuartel Moncada, el 26 de julio de 2019, en la provincia de Granma (ACN/AFP | Omara GARCIA MEDEROS)

El socialismo, el partido único y la elección indirecta permanecen, pero algunas estructuras cambian: Cuba estrenó este jueves un sistema de poder repartido en varias manos, que releva a la generación histórica de 1959.

Miguel Díaz-Canel, quien se desempeñaba desde 2018 como presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, fue elegido por la Asamblea Nacional (Parlamento) como presidente de la República, un cargo restituido por la nueva Constitución después de 43 años.

En la vicepresidencia lo acompaña Salvador Valdés (74), mientras que como jefe del Parlamento se ratifica a Esteban Lazo (75), quien además liderará el Consejo de Estado.

Dos revolucionarios históricos que integraban el Consejo de Estado, los comandantes Ramiro Valdés (87) y Guillermo García (91), quedaron fuera de ese órgano. Valdés mantendrá su permanencia en el selecto Buró Político del único y gobernante Partido Comunista de Cuba (PCC), hasta 2021.

Homero Acosta, un jurista de 55 años, se mantiene como secretario del Consejo de Estado, y ahora lo será también de la Asamblea. Fue quien dirigió la redacción de la nueva Constitución, con una relevante presencia pública.

El Consejo de Estado, hasta ahora con 31 miembros incluyendo seis vicepresidentes, se redujo a 21, con cuatro integrantes nuevos.

- Contexto adverso -

Hasta ahora, la principal figura era el presidente de los Consejos de Estado y Ministros, puesto que ocuparon Fidel (1976-2008) y Raúl Castro (2008-2018), simultáneamente con el de primer secretario del PCC.

Díaz-Canel sucedió a Raúl (88) en 2018, aunque este, su mentor político, mantiene el liderazgo del PCC hasta 2021, cuando espera jubilarse próximo a los 90 años.

Díaz-Canel pasa a ser el presidente de la República, un mandato de 5 años con opción a una reelección, y se rodea de sus contemporáneos, siempre bajo la atenta mirada de los históricos. Tiene la tarea de acelerar la lenta reforma económica del país, en un contexto adverso.

La administración Trump refuerza el bloqueo que Washington aplica contra la isla desde 1962, y la acusa de apoyar militarmente al gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela. Ahora sanciona a los barcos que transportan petróleo desde Caracas, lo que ha ocasionado escasez de combustible.

El miércoles, en una sesión del Parlamento, Díaz-Canel comentó que, debido a las hostilidades de Washington, "países hermanos no han podido cumplir sus compromisos de suministro de petróleo y de pago", lo que complica la liquidez. "Nos están persiguiendo barco a barco", agregó.

La nueva Constitución ha sido criticada por el jefe de la diplomacia estadounidense Mike Pompeo, para quien Cuba consolida su sistema socialista sin "garantizar al pueblo cubano libertades fundamentales".

"Las prioridades (del gobierno son), combustible, alimentos, (pago de) deuda", agregó Díaz-Canel. Otro asunto importante es la defensa, dijo, porque "hay toda una amenaza, toda una escalada, se ha regresado a los peores conceptos, los mas conservadores", aseguró.

- Nueva generación con internet -

"Llega al poder una nueva generación de líderes, con un marco institucional de dirección más colectiva, y un mandato de reforma" de una economía de corte soviético, comentó a la AFP el académico cubano Arturo López-Levy, de la Holy Names University de California.

Pero "la selección (...) ha pasado por los viejos líderes partidistas, que han actuado con importantes poderes de veto", añadió.

La nómina fue elaborada por una comisión de candidaturas, tras consultas con los diputados, y solo se conoció en el momento de la elección.

Los 605 diputados fueron elegidos por la ciudadanía en 2018, en una votación cerrada: igual número de escaños para igual número de candidatos. Son ellos los que eligen a los altos cargos del país.

"Hay una franja de población, que está entre los 16 y 30 años, que manifiesta en las redes sociales su desacuerdo con la elección indirecta", prevista en la Constitución aprobada en abril, sostuvo Estrada.

En diciembre llegó el 3G a Cuba, abriendo espacio a una sociedad civil crítica pero no necesariamente opositora, que le habla de tú a tú a sus autoridades en Twitter.

El presidente de la República es el jefe de Estado y en diciembre designará a un primer ministro, otra figura que vuelve a la estructura política.

"El país será gobernado por las mismas personas, pero, quizás en algunos asuntos, lo hagan de manera más contemporánea con el presente y menos atada a preconceptos que actúan como limitantes autoimpuestas", comentó el politólogo Jorge Gómez Barata.

"Es de esperar cierto rejuvenecimiento de los líderes, mayor energía para implementar cambios ya decididos, pero todo eso dentro de los límites del eslogan 'somos continuidad'" que Díaz-Canel proclama, dice López Levy.