La tormenta Elsa va hacia el centro de Cuba tras su paso por las provincias del sureste

·3  min de lectura

La Habana, 4 jul (EFE).- La tormenta tropical Elsa avanza hacia el centro de Cuba por los mares del sur tras cruzar este domingo próxima a las costas de tres provincias orientales de la isla donde se hizo sentir con los fuertes vientos, marejadas e intensas lluvias que trae asociadas.

Elsa mantiene el rumbo al noroeste a unos 24 kilómetros por hora y a las 20:00 hora local se encontraba a 215 kilómetros al sudeste del balneario Casilda, en la provincia central de Spíritus, situada a unos 380 kilómetros al sureste de La Habana, según el más reciente informe del Instituto de Meteorología (Insmet).

En la región oriental y hasta Camagüey se esperan vientos con velocidades entre los 60 y 75 kilómetros por hora, incluso se pueden producir rachas superiores de hasta los 100 kilómetros por hora.

En ese trayecto se incrementarán la intensidad del viento, la altura de las olas y las lluvias que serán fuertes e intensas, principalmente en localidades montañosas.

Esta tormenta, que durante su tránsito por las Antillas Menores se convirtió en el primer huracán de la actual temporada de ciclones del Atlántico, ha ido girando al noroeste.

Este lunes se prevé que penetre en el territorio cubano por un punto entre las provincias Cienfuegos (centro-sur) y la Península de Zapata, de la occidental Matanzas.

Tras atravesar Cuba de sur a norte la salida de Elsa al mar se estima será por una zona del occidente del país caribeño entre Matanzas y Artemisa.

Elsa pasó en la mañana de este domingo cerca de las costas sureñas de las provincias de Guantánamo, Santiago de Cuba y Granma, y en esta última afectó la agricultura y el servicio eléctrico a unos 11.823 clientes, según datos preliminares de daños divulgados por la estatal Agencia Cubana de Noticias (ACN).

El Estado Mayor de la Defensa Civil cubana decretó hoy la fase de "alarma" para las provincias centrales de Sancti Spíritus, Cienfuegos, Villa Clara y la occidental Matanzas, que se sumaron a las orientales Guantánamo, Santiago de Cuba, Granma, Holguín, Las Tunas, Camagüey y Ciego de Ávila, las primeras declaradas en esa etapa.

En el occidente, La Habana y su vecina Mayabeque están en "alerta", mientras Artemisa, Pinar del Río y el municipio especial Isla de la Juventud, permanecen en la "informativa", la primera de las cuatro fases del protocolo de ese organismo para la temporada de ciclones en el Atlántico.

Este año ese evento -vigente del 1 de junio al 30 de noviembre- se prevé más activo, con el pronóstico de varios huracanes que circularán por la región y una probabilidad del 85% para Cuba de ser golpeada por uno de ellos.

La última ocasión en que un huracán de grandes dimensiones afectó a Cuba fue en 2017, cuando el Irma recorrió la costa norte de la isla de oriente a occidente dejando 10 muertos y pérdidas materiales cuantificadas en 13.185 millones de dólares en viviendas, infraestructuras y en los sectores agrícola y ganadero, según datos oficiales.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.