Cuba dispuesta a negociar caso Gross con EEUU

LA HABANA (AP) — Cuba está dispuesta a negociar con Estados Unidos una solución al caso de Alan Gross, pero acusa a Washington de mentir sobre las condiciones de salud y encarcelamiento del contratista norteamericano preso en la isla.

La directora del Departamento de Estados Unidos de la Cancillería, Josefina Vidal, dijo en rueda de prensa el miércoles que el gobierno estadounidense "miente" tanto sobre el supuesto cáncer que padece Gross como sobre las condiciones carcelarias.

"Un equipo integrado por médicos cubanos de primer nivel mundial ha brindado" durante esta temporada una "atención sistemática" a Gross, dijo la funcionaria.

"Una biopsia y otros exámenes (...) demuestran que el señor Gross no padece de cáncer ni de otra enfermedad que represente peligro para su vida. Estados Unidos no tiene evidencia alguna que demuestre lo contrario", agregó.

Gross, de 63 años, fue arrestado a finales de 2009 y sentenciado por un tribunal en 2011 a 15 años de cárcel por crímenes contra la soberanía de Cuba, en el más reciente conflicto de la rivalidad de más de 50 años entre Estados Unidos y la isla.

Según las pruebas presentadas durante el proceso y comentarios en Estados Unidos, Gross buscaba crear una conexión inalámbrica de Internet para la comunidad judía de Cuba.

Las autoridades estadounidenses las calificaron como una iniciativa puramente humanitaria e insistieron en que no cometió delito alguno, pero estas actividades son ilegales en Cuba.

Vidal informó además que el martes la Comisión de Derechos Humanos de Naciones Unidas les hizo saber un su opinión condenatoria por el arresto y procesamiento de Gross.

Una respuesta que Cuba había ofrecido a la ONU fue colocada este miércoles en la página de internet de la Cancillería, indicó Vidal y "demuestra que el señor Gross no está detenido arbitrariamente" sino que "fue procesado y sancionado de acuerdo a las leyes".

Gross "violó las leyes cubanas al cometer acciones que constituyen delitos graves severamente sancionados en la mayoría de los países, incluyendo a Estados Unidos", agregó.

Según la funcionaria, Cuba planteó "en reiteradas ocasiones" a Estados Unidos la necesidad de "sentarse a conversar, en el momento y al nivel" que su contraparte lo estime para "de conjunto" encontrar "la mejor fórmula para buscarle una solución a esta situación".

Para la funcionaria, la idea es que Estados Unidos revise el caso de los agentes de inteligencia cubanos presos y condenados en el vecino país.

René González —ahora en libertad restringida_, Ramón Labañino, Fernando González, Antonio Guerrero y Gerardo Hernández fueron sentenciados a penas de hasta cadena perpetua por su labor de espionaje a grupos extremistas de La Florida. Un tribunal superior determinó que las condenas eran exageradas.

Vidal insistió que no puede pedirse a Cuba es una decisión unilateral en el caso de Gross.

"Esto no es real (una liberación unilateral de Gross). Reitero hoy la disposición de Cuba de establecer de inmediato un diálogo sobre estos temas", expresó.

Gross trabajaba para la empresa Development Associates International, una firma que presta servicios a la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional, USAID, y que según las autoridades cubanas desarrolla programas para financiar una oposición artificial en Cuba y con el objetivo de lograr cambios en su sistema político.

___

La corresponsal Andrea Rodríguez está en Twitter como: www.twitter.com/ARodriguezAP

Cargando...