Cuba "desafía" a EEUU con una enorme bandera de hormigón frente a su embajada

Agencia EFE
·3  min de lectura

La Habana, 1 abr (EFE).- Un monumento de hormigón de varios metros de altura con la forma de la bandera cubana se erige desde esta semana frente a la Embajada de Estados Unidos en La Habana, lo que ha generado críticas por sus deficiencias estructurales y el gasto de recursos en un momento de grave crisis económica.

La nueva construcción, que no ha sido anunciada ni inaugurada oficialmente, se interpreta como un alegato de soberanía frente a Estados Unidos, después de que la Administración de Donald Trump endureciera el embargo a Cuba e incluyera a este país en la lista de países patrocinadores del terrorismo.

(Photo by YAMIL LAGE / AFP) (Photo by YAMIL LAGE/AFP via Getty Images)
(Photo by YAMIL LAGE / AFP) (Photo by YAMIL LAGE/AFP via Getty Images)

La estructura, dispuesta frente a la fachada de la legación estadounidense junto al Malecón en el céntrico barrio habanero del Vedado, consta de tres enormes columnas de hormigón coronadas por un triángulo con una estrella, lo que representa la bandera de Cuba en posición vertical.

Se emplaza en la famosa y parcialmente desmantelada "Tribuna Antiimperialista", un auditorio al aire libre construido durante el mandato del ya fallecido líder Fidel Castro para celebrar protestas masivas contra Estados Unidos.

Si bien la Tribuna fue inaugurada a bombo y platillo en abril del 2000 durante la crisis del "niño balsero" Elián González, la nueva bandera cubana de hormigón se ha erigido sin publicidad alguna, hasta el punto de que se desconocen su nombre, autor o características técnicas.

Desde 2019, la Tribuna Antiimperialista se encuentra en remodelación, un proceso que ha incluido el desmantelamiento del llamado "bosque de las banderas", 138 enormes mástiles con sus respectivas enseñas ondeantes colocadas en 2006 y que en el momento de su retirada se encontraban en estado avanzado de deterioro.

Ese conjunto se añadió en el 2006 en respuesta a la instalación, en la fachada de la entonces Sección de Intereses de EE.UU. -hoy embajada-, de un panel electrónico en el que publicaban mensajes políticos considerados subversivos por el Gobierno de la isla.

Pese a estar recién estrenado, el monumento de la bandera "de la estrella solitaria" presenta algunos desperfectos y una de las columnas es demasiado corta dejando a la vista un hueco entre ella y el revestimiento superior, lo que ha desatado críticas y burlas en las redes sociales.

"¿Qué puede ofrecerle este adefesio al arte monumentario cubano? Muy poco. Nada, en verdad, como no sean burlas", escribió en Facebook el crítico de arte Maikel Rodríguez, quien dijo estar "cansado" de acostumbrarse a "la chabacanería, las propuestas estéticas emergentes, apresuradas, mediocres" y sostuvo que la enseña nacional "ha sido trabajada con acierto e inteligencia en el arte cubano contemporáneo".

Además de cuestionar la estética del monumento, muchos de los internautas también consideran inapropiado el gasto de hormigón y otros recursos en la nueva estructura, en un momento en el que Cuba -con un endémico problema de déficit de viviendas- pasa por una de las peores crisis económicas de su historia reciente y escasean casi todos los productos, entre ellos los materiales de construcción.

(c) Agencia EFE