Cuba condena "enérgicamente" los actos golpistas contra el Gobierno de Lula

La Habana, 8 dic (EFE).- Cuba condenó "enérgicamente" los actos golpistas de este domingo en Brasil por centenares de seguidores radicales del exmandatario Jair Bolsonaro, quienes invadieron el Palacio de Planalto, sede del Ejecutivo, y la Corte Suprema, tras irrumpir en el Congreso Nacional.

"Condenamos enérgicamente los actos violentos y antidemocráticos que ocurren en Brasil, con el objetivo de generar caos e irrespetar la voluntad popular expresada con la elección del presidente Lula", afirmó el presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, en su perfil de Twitter.

En su mensaje, Díaz-Canel expresó su "respaldo y solidaridad" al presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, y a su Gobierno.

Por su parte, el ministro de Relaciones Exteriores de la isla, Bruno Rodríguez, hizo un llamado "a que se respete la voluntad del pueblo brasileño" en su cuenta de la red social.

"Cuba rechaza enérgicamente los alarmantes sucesos y actos violentos en Brasil, y expresa su solidaridad al gobierno democráticamente electo de esa hermana nación, liderado por Lula", subrayó el canciller cubano en su tuit.

La protesta violenta de los bolsonaristas pedía una intervención militar para derrocar a Lula al invadir la sede del Congreso Nacional y trató de ocupar los edificios de los tres poderes en el país suramericano.

Lula, quien está de visita en el interior del estado de Sao Paulo, no se encontraba este domingo en Brasilia.

Patrullas de la Policía Legislativa, que vela por la seguridad en el Congreso, fueron atacadas y las barreras que acordonaban las sedes de los tres poderes fueron destruidas por los manifestantes.

Los radicales piden la intervención militar de las Fuerzas Armadas para derrocar a Lula, quien asumió la Presidencia hace una semana, el 1 de enero.

Los bolsonaristas radicales no reconocen la victoria en las urnas de Lula, quien en la segunda vuelta del 30 de octubre ganó con el 50,9 % de los votos válidos frente al 49,1 % de Bolsonaro.

(c) Agencia EFE