Cuba apuesta a la renovación del turismo para oxigenar su economía en crisis

Varadero (Cuba), 3 may (EFE).- La 40 edición de la Feria Internacional de Turismo de Cuba (FitCuba) regresó este martes tras dos años en suspenso con la esperanza de reactivar un sector económico clave, luego del desplome de la pandemia, en una economía en crisis.

El país caribeño, dependiente a la entrada de ingresos del sector turístico, reabrió sus fronteras a mediados del pasado noviembre tras el cierre obligado por la pandemia.

Pese al duro impacto de la crisis sanitaria, "somos optimistas y tenemos total certeza en la reactivación del turismo cubano", afirmó el ministro de Turismo, Juan Carlos García, al inaugurar FitCuba en el centro de convenciones Plaza América en el balneario de Varadero (a 150 kilómetros de La Habana).

FitCuba será una "vitrina que demuestre las potencialidades del turismo cubano", agregó el ministro al añadir que actualmente existen 19.709 habitaciones operativas en todo el país.

UNA DE LAS EDICIONES MÁS CONCURRIDAS

A Fitcuba asisten 5.260 expositores de 53 países que buscan oportunidades de negocio y muestran sus productos hasta el día 7.

La actual edición tiene a Rusia como país invitado y promociona principalmente el producto de sol y playa.

El programa de la feria incluye la presentación de oportunidades de negocios para la inversión extranjera, un Campeonato Mundial de Coctelería y la promoción del turismo cultural, sostenible y de naturaleza.

SUSPENDIDA DOS VECES

El Ministerio de Turismo (Mintur) informó en 2021 la suspensión de FitCuba por segundo año consecutivo por la pandemia de la covid-19.

Las restricciones puestas en marcha para frenar los contagios provocaron una caída en la llegada de viajeros internacionales, en la circulación del turismo local y el parón obligado en varias instalaciones hoteleras.

Ese sector representaba antes de la pandemia la segunda área económica, por detrás de la venta de servicios profesionales al exterior, y aportaba cerca del 10 % del producto interno bruto (PIB).

También empleaba a aproximadamente medio millón de personas en el sector estatal y un alto porcentaje de trabajadores del sector privado.

Cuba aspiraba a recibir hace dos años a 4,5 millones de visitantes internacionales y revertir la bajada de un 9,3 % de 2019, cuando viajaron al país 4,2 millones de turistas, 436.352 menos que en 2018, según datos oficiales.

Luego el turismo se derrumbó con la pandemia y sólo ahora está empezando a recuperarse.

¿RECUPERACIÓN A LA VISTA?

Cuba recibió en los cuatro primeros meses del año a más de 450.000 turistas internacionales, una cifra casi siete veces superior a la del mismo período del año anterior, cuando el país restringió la entrada de viajeros internacionales por la pandemia.

Según la Oficina Nacional de Estadística e Información (Onei), los turistas apenas llegaron a los 64.712 entre enero y abril de 2021, frente a los 983.099 que lo hicieron en el misma etapa de 2020.

Ello hace que las autoridades hablen de una "tendencia a la recuperación gradual del sector" .

La economía cubana recibiría 1.159 millones de dólares (1.012 millones de euros) si logra la meta trazada por el Gobierno de 2,5 millones de visitantes en 2022.

Las autoridades no han modificado estas previsiones de turistas e ingresos pese a la variante ómicron y las consecuencias de guerra en Ucrania, que ha afectado al turismo ruso.

TURISMO POSPANDEMIA

El sector turístico estatal prevé concluir este año con 84.906 habitaciones hoteleras, un 5,7 % más que el ejercicio previo, a pesar de la pandemia.

Las inversiones se han mantenido en el sector a pesar de la crisis, cuando en otro ámbitos se han recortado, lo que el propio Gobierno cubano ha reconocido que ha generado incomprensión en algunos sectores sociales.

En el nuevo escenario, las autoridades se muestran optimistas y buscan modernizar los servicios, remodelar instalaciones, incrementar las frecuencias aéreas y potenciar el turismo cultural y sustentable.

García mencionó al respecto que se prevén edificar nuevos hoteles "modernos y dotados con la más amplia tecnología y respetuosos con el medioambiente".

"A ello sumamos aplicaciones para el pago pre check-in, la reducción de la circulación del dinero efectivo o la plataforma digital "Viajero" que hacen la estancia más fácil", comentó.

Laura Bécquer

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.