Cuba aplicará un nuevo impuesto a trabajadores independientes

Más destacado

La legislación tributaria, que comenzará a regir desde enero de 2013 en Cuba, intentará adecuar los impuestos a una nueva realidad que incluye a trabajadores independientes, usufructuarios de tierras y otros actores hasta ahora inéditos en el panorama económico de la isla.

Esta ley “servirá de acicate para el desenvolvimiento de las esferas y actividades impulsoras del desarrollo socioeconómico del país", según se explica en un artículo del periódico Granma, órgano de difusión del gobierno de Cuba.

La norma deroga, al menos, 200 medidas tomadas al calor de una serie de cambios económicos de apertura al sector privado dispuestos por el presidente Raúl Castro en los últimos años.

Los comentarios de Granma acompañaron la publicación en la Gaceta Oficial de la reglamentación de la ley, aprobada por la Asamblea del Poder Popular -el Parlamento- aunque se desconocían sus detalles.

Bajo la nueva regulación, el esquema tributario isleño, constituido por 19 impuestos, tres tasas e igual número de contribuciones, busca ser más "flexible" y racional, de acuerdo con Granma. 

Entre las novedades, la nueva ley contempla una carga tributaria menor para el sector agropecuario —que hasta ahora estaba legalmente obligado a los impuestos, aunque su pago no se hacía— y una exoneración de dos años para los poseedores de tierras en usufructo. Además se impondrá un tributo para las tierras ociosas, con el objetivo de fomentar la producción.

Por otra parte, quienes se inicien en el trabajo independiente del Estado —una de las medidas de apertura contempladas por Castro desde 2011— serán exonerados por tres meses mientras establecen su negocio. De todas formas se ratifica para ellos, al igual que para los arrendadores de viviendas, un impuesto del 10% sobre las ventas.

Paralelamente las cooperativas no agrícolas deberán pagar por sus utilidades un impuesto progresivo del 10 al 45%, con un mínimo no imponible de 10.000 pesos (460 dólares) anuales.

"En comparación con el trabajo por cuenta propia, se prevé una carga tributaria menos gravosa para estimular la socialización en el ejercicio de las actividades", aclaró el periódico.

Las cooperativas no agrícolas todavía no se constituyeron en Cuba, pero el vicepresidente Marino Murillo, el artífice de las reformas, indicó que las mismas podrán abrirse antes de fin de año.

Murillo sostuvo que habrá más 200 categorías de cooperativas autorizadas —desde pesqueras y de servicios hasta de producción de alimentos— y junto con las empresas estatales serán la base del desarrollo nacional.

La ley mantiene los impuestos sobre los salarios o la propiedad de las viviendas, pero no se aplicarán como hasta ahora. Mientras, se reconocerá en el momento en que se exija este pago una exoneración de cinco años para aquellos que asumieron acciones de construcción en sus hogares.

La nueva ley prevé también sanciones más duras para los infractores. A lo largo de cinco décadas los cubanos prácticamente dejaron de pagar impuestos y la cultura impositiva es extraordinariamente baja entre la población.

El Estado, que por ahora absorbe el mayor porcentaje de trabajadores, ocupa más de la mitad de su presupuesto en gastos sociales.

Cargando...