Cuba aligera burocracia para incentivar inversión extranjera

·2  min de lectura
Cuba requiere una inversión anual de USD 5.000 millones con 50% del extranjero, pero en el exterior temen arriesgarse a sanciones de EEUU por el bloqueo a la isla y también a las fuertes trabas administrativas locales
Cuba requiere una inversión anual de USD 5.000 millones con 50% del extranjero, pero en el exterior temen arriesgarse a sanciones de EEUU por el bloqueo a la isla y también a las fuertes trabas administrativas locales

Las autoridades cubanas abrieron oficialmente este martes una "ventanilla única", una iniciativa impulsada por la Unión Europea (UE) y Naciones Unidas para facilitar los trámites y estimular la inversión extranjera en la isla, coincidiendo con las elecciones presidenciales en Estados Unidos.

"Quiero a nombre de la Unión Europea que pase lo que pase hoy en el vecino del norte, la Unión Europea está para construir puentes, colaboración, no bloqueos ni ataques", dijo Juan Garay, jefe de cooperación de la UE para Cuba.

Estados Unidos vive este martes unos disputados comicios presidenciales entre el republicano Donald Trump, quien ha impuesto más de 130 medidas adicionales al bloqueo que Washington mantiene sobre la isla desde 1962, y Joe Biden, un demócrata partidario de una apertura hacia Cuba semejante a la que realizó Barack Obama.

No obstante, los funcionarios cubanos se abstienen de opinar públicamente a favor de algún candidato.

"No hicimos nada intencional para la fecha, es la fecha que habíamos definido desde el principio", dijo a la prensa Anabel Reloba, directora de la Ventanilla Única de Inversión Extranjera (Vuinex).

La Vuinex es un equipo de especialistas que facilitan trámites e información de forma rápida y gratuita a potenciales inversionistas extranjeros, y trabaja en coordinación con las principales entidades cubanas relacionadas con la inversión extranjera.

Cuba precisa un nivel de inversiones anuales de 5.000 millones de dólares, según los expertos oficiales, de ellas al menos el 50% extranjera.

Pero la cifra real está muy por debajo de ese objetivo, ya que los inversores extranjeros a menudo se asustan con el riesgo de sanciones por el bloqueo de Estados Unidos y también por las fuertes trabas administrativas en Cuba, que el propio gobierno reconoció como "bloqueo interno".

La isla aprobó negocios con capitales extranjeros por 4.500 millones de dólares entre 2016 y 2018, y por 1.300 millones en el primer semestre de 2019, cifra más reciente publicada.

Sin embargo "somos conscientes de que [las inversiones extranjeras] aún están por debajo de las necesidades de desarrollo y de las potencialidades que tenemos", admitió el ministro de Inversión Extranjera y Comercio Exterior, Rodrigo Malmierca, en la apertura oficial de la ventanilla.

Aprobada legalmente en enero pasado, y a pesar de las fuertes limitaciones de la pandemia de la covid-19, la Vuinex, financiada por el PNUD y la UE, tramitó de enero a octubre más de 130 modalidades de inversiones y más de 50 intereses potenciales de inversión, dijo Reloba.

Según la directora, "nosotros no distinguimos por ningún origen de capital a los inversionistas", y señaló que entre las solicitudes tramitadas, se encuentra una de una empresa de cubanos radicados en otros países, interesada en el cultivo comercial del camarón.

La inversión en su país de origen es un viejo reclamo de la comunidad cubana en el exterior, asentada básicamente en Estados Unidos y Europa.

cb/ka/rsr